Antonio Lizana, una nueva forma de concebir el flamenco

  • El joven artista presenta mañana su nuevo disco 'De viento' en la sala Central Lechera

Comentarios 2

Alejado de cualquier tipo de convencionalismo musical, Antonio Lizana da un giro en la música para crear un nuevo estilo que navega entre el flamenco y el jazz. Según dice el artista "me he dejado influir por la música que me gusta y cada canción que compongo tiene una historia detrás y fuentes muy distintas". Nutrido de artistas muy dispares desde saxofonistas como Kenny Garret hasta el propio Camarón de la Isla, este joven isleño comenzó sus clases de saxofón a los 10 años en el Conservatorio de San Fernando y finalizó sus estudios superiores de jazz en el Centro Superior de Música del País Vasco, Musikene, donde tuvo como profesores a Mikel Andueza, Guillermo Kelin, Jordi Rossi, entre otros. Es allí donde realiza su proyecto fin de carrera para el que compuso temas propios que son precisamente los que conforman su primer disco De viento. Un álbum autoproducido por el propio artista en el que han colaborado muchos profesionales del jazz, a los que Lizana les ha dado las indicaciones oportunas para conseguir esos toques de flamenco propios de sus raíces. "El flamenco tiene mucho campo por donde innovar y es precisamente lo que he pretendido en este trabajo: unir los ritmos del flamenco con la armonía del jazz". Además, Lizana incluye otros ritmos que no pertenecen al flamenco, dejándose llevar por influencias etnicas como la música árabe o turca. De esta forma, surge De viento, un trabajo novedoso que presenta de forma oficial mañana a las 21.00 horas en Cádiz, concretamente en la sala Central Lechera. Las entradas pueden adquirirse en taquilla por 6 euros de venta anticipada o el mismo día del concierto por 8 euros.

En este espectáculo en directo, Lizana cuenta con el acompañamiento musical de un gran grupo de profesionales como José Manuel León a la guitarra, Manuela Nuñez al baile, Leo Power y Pepa Niebla como coristas, Alejandro Benítez al bajo eléctrico, el percusionista Javier Katumba y el batería Vincent Thomas. Según el artista "mi pretensión con este disco ha sido equilibrar los temas con fundamento instrumental pero también incluyendo letras que me permitan un mayor acercamiento al público"

La carta de presentación de este disco es el single titulado Viento de la mar que cuenta con la colaboración de la cantante La Mari de Chambao. Ambos artistas conectaron muy bien en una gira conjunta y ella mostró especial interés por este tema.

Paralelamente a sus estudios , Lizana ya cuenta con una amplia experiencia en los escenarios acompañando a artistas como el pianista Manolo Carrasco, Maita Vende Cá, Los Aslándticos, Chambao o José Mercé. Su trayectoria con artistas de esta talla le han permitido estar en contacto continuo con la música desde muy temprana edad tanto como cantante como saxofonista profesional. Tanto es así que Lizana ya tiene otros proyectos en mente como su viaje a Nueva York la próxima semana para colaborar en la Big Band del conocido latin jazz Arturo O´Farrill. Según Lizana "este proyecto me amplia mis horizontes musicales y supone un salto muy importante en mi carrera". A partir de j ulio, el artista tiene conciertos cerrados en las fiestas de Santander y los festivales de jazz en San Sebastian y en Mallorca con Jorge Pardo, Carlos Benavent y Tino Di Geraldo.

De esta forma, Antonio Lizana sigue trabajando con el propósito de que su disco funcione internacionalmente mientras que ya en España se está consagrando con un sonido nuevo, fruto de su evidente talento y sus múltiples influencias musicales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios