"Almas sin fronteras' habla de una generación irrepetible"

  • L. Geist codirige el documental sobre la brigada Abraham Lincoln en la Guerra Civil

Comentarios 1

"Tienen algo". Anthony L. Geist revisa mentalmente las caras de las Almas sin fronteras. El hispanista y codirector del documental que esta tarde se proyecta en la Asociación de la Prensa, presentado por la periodista Ana Rodríguez Tenorio, entorna los ojos y piensa en los protagonistas de su metraje. Piensa en esas 12 personas que formaron parte de la que fue la Brigada Abraham Lincoln, como se les llamó a los 2.800 voluntarios norteamericanos que lucharon en la Guerra Civil española junto al bando republicano. "Tienen algo -repite el coordinador de la cinta- son carismáticos y especiales. Sin duda, este documental habla de una generación irrepetible".

Durante algo más de 50 minutos, Geist y el periodista Miguel Ángel Nieto invitan al espectador a conocer a muchos de estos ex combatientes a través de un documental "que no sólo quiere ser un interesante documento histórico, sino, sobre todo, un retrato de la trayectoria vital de estos hombres y mujeres", cuenta el hispanista al que le fue "fácil" localizar a los entrevistados pues pertenecen a la asociación de veteranos de la Brigada Abraham Lincoln, con la que Geist trabaja "desde hace muchos años".

Almas sin fronteras es un documento "emotivo" y necesario -así aporta muchas secuencias inéditas de la Guerra Civil- que demuestra de lo que son "capaces de hacer personas ordinarias en ciertas circunstancias externas". Con las secuelas de la crisis del 29 aún latentes y una cuota de paro del 20 por ciento, el pueblo americano se solidariza con una Europa convertida en polvorín de regímenes fascistas que no tardarían en saltar a la palestra. Es "este sentimiento antifascita" y "no el amor a España" una de las razones principales que motivó que muchos de los jóvenes afiliados a partidos de izquierdas pusieran rumbo a España para luchar contra las tropas de Franco "como otros muchos jóvenes de cincuenta y seis países diferentes que formaron las brigadas internacionales". "Digamos que fue un ejemplo de globalización, en el mejor sentido de la palabra", ríe el hispanista.

El documental -aderezado con música original que versiona cánticos de guerra- recoge los testimonios de doce de los treinta y cinco supervivientes (que existen actualmente) de una Brigada que estaba, por primera vez en la historia de Estados Unidos, racialmente integrada. "Blancos, negros, asiáticos lucharon juntos. Además también tuvieron por primera vez un comandante negro que lideró tropas blancas, Oliver Law, que murió en la batalla de Brunete", recuerda Geist.

De los 2.800 combatientes "murieron 1.000 aproximadamente", informa el codirector. "Pero todos los que sobrevivieron estuvieron marcados profundamente por esa herida abierta que significó España", cuenta Geist sobre los brigadistas. "La mayoría de los que volvieron tuvieron una vida política bastante activa". Así algunos ex combatientes construyeron viviendas sociales en Nicaragua, participaron en el movimiento antiglobalización, en el verano de la liberación de los 60 o se pronunciaron contra la Guerra de Irak, entre otras acciones. "Normalmente la etiqueta de asociación de veteranos... suena a conservador pero la de las Brigadas Abraham Lincoln es muy progresista", destaca.

Es más, a su vuelta a Estados Unidos, muchos de los brigadistas fueron "perseguidos o represaliados" ya que en sus expedientes militares aparecían tachados como "antifascistas prematuros". Una forma más del gobierno estadounidense de frenar el peligro comunista. "Aunque Rusia fue aliada en la II Guerra Mundial, Estados Unidos ya la miraba como enemiga".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios