Las fuerzas de seguridad yemeníes anuncian la captura de un presunto líder de Al Qaeda

  • Estados Unidos presiona a las autoridades de Saná para que sean eficaces contra el terrorismo

Las fuerzas de seguridad yemeníes, presionadas por Washington para obtener resultados en la lucha contra Al Qaeda, capturaron ayer a uno de los líderes de la red islamista en el país y a otros dos yihadistas heridos.

Mohamad Ahmed al Hanak, presunto jefe local de Al Qaeda, considerado como el artífice de las amenazas de atentado que provocaron el cierre de varias embajadas, fue detenido en un hospital de Raida (80 kilómetros al norte de la capital Saná) junto a dos de sus hombres heridos el lunes en una operación de la policía yemení. "Mohamad al Hanak y otros dos que estaban heridos fueron capturados en el hospital de Amran", declaró a la AFP un responsable de la seguridad yemení, que pidió el anonimato.

Las fuerzas de seguridad detuvieron asimismo a otros tres islamistas que se entregaron a las autoridades.

Un alto responsable de los servicios de seguridad declaró a la AFP que dos presuntos miembros de Al Qaeda se rindieron en la provincia de Marib (este de Saná) y un tercero lo hizo en Arhab (40 km al norte de la capital).

Según esta fuente, las rendiciones son el resultado de "presiones de las tribus" que controlan esas regiones y cierran las puertas de sus territorios a esos elementos.

Cerrada desde el lunes debido a las amenazas de atentado lanzadas por Al Qaida de la Península Arábiga (AQAP), la embajada de Estados Unidos había vuelto a abrir el martes, al tiempo que sus responsables elogiaban las "operaciones antiterroristas" efectuadas la víspera, en referencia a la ofensiva de Arhab. Ayer volvió a abrir la embajada británica, tras tres días de cierre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios