El presidente chino inicia su visita la Japón, la primera en 10 años

  • Se trata de la la primera visita de un mandatario chino a Japón en una década, signo de la mejora de relaciones entre dos países vecinos que comparten una historia conflictiva

El presidente de China, Hu Jintao, llegó hoy a Tokio en la primera visita de un mandatario chino a Japón en una década, signo de la mejora de relaciones entre dos países vecinos que comparten una historia conflictiva.

Esta visita de Estado de cinco días, la más larga que realiza Hu al exterior, busca afianzar la mejora en las relaciones bilaterales entre los dos gigantes asiáticos, especialmente desde que Junichiro Koizumi dejó el Gobierno japonés en 2006 y Tokio evitó irritar a China con recuerdos a su pasado militarista.

Durante su viaje, Hu se reunirá con el primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, y con los emperadores Akihito y Michiko, si bien la agenda de hoy, día festivo en Japón, es en su mayor parte privada.

Esta noche, el presidente chino cenará con Fukuda, con quien, después de recibir una ceremonia oficial de bienvenida, mantendrá mañana, miércoles, una reunión para tratar de algunos de los temas que marcan las relaciones entre ambos países.

Tokio espera que pueda llegarse a algún acuerdo sobre el mayor asunto bilateral pendiente con Pekín, los derechos de explotación de gas en las aguas limítrofes en el Mar de China Oriental, si bien el anuncio podría limitarse a marcar una fecha límite, según la agencia local Kyodo.

Ambos mandatarios hablarán además de la polémica por la intoxicación en Japón por el consumo de unas empanadillas chinas congeladas, del cambio climático y, posiblemente del Tíbet.

El Gobierno de Japón ha pedido a China una mayor transparencia en la cuestión tibetana, al tiempo que ha insistido en que espera que los Juegos Olímpicos de Pekín sean un éxito.

Cuando el avión de Hu aterrizaba hoy en el aeropuerto de Haneda, unos 2.000 manifestantes pro tibetanos marchaban por áreas céntricas de Tokio para protestar contra la política de China en el Tíbet y la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Los manifestantes, que gritaban en inglés "Free Tibet" ("Tíbet Libre"), llevaban pancartas con mensajes pro tibetanos, imágenes del Dalai Lama y camisetas con esposas entrelazadas emulando el logotipo de los aros olímpicos.

La Policía japonesa ha desplegado desde hoy y hasta el sábado un contingente de 6.600 agentes para incrementar las medidas de seguridad durante la visita de Hu.

Acompañado de su esposa, Hu Jintao llegó hoy en un avión de Air China a Tokio y, poco después de pisar suelo japonés, la agencia china Xinhua, citada por la japonesa Kyodo, distribuyó un comunicado en el que el mandatario chino destacaba la importancia del viaje.

"El desarrollo de una relación estable, amistosa y a largo plazo entre China y Japón forma parte de los intereses fundamentales de ambos países y de ambos pueblos", dijo el comunicado de Hu.

Este viaje sigue a uno realizado el año pasado por el primer ministro chino, Wen Jiabao, en el que abogó por el "deshielo" en las relaciones entre China y Japón y urgió a ambos países a aprender las lecciones de su "desafortunado pasado" histórico.

Las relaciones entre Japón y China han mejorado desde que dejó el Gobierno Junichiro Koizumi, quien irritó a Pekín con sus frecuentes visitas al santuario de Yasukuni, símbolo del militarismo nipón pues allí se honra la memoria de catorce criminales de guerra japoneses.

Desde septiembre de 2006 ni el sucesor de Koizumi, Shinzo Abe, ni el actual primer ministro han visitado Yasukuni y en muchos gestos han tratado de expresar su deseo de una buena relación con China.

La agenda de Hu en Japón incluye además una cena de Estado en el Palacio Imperial con el emperador Akihito y la emperatriz Michiko, una visita al barrio chino de Yokohama y viajes a Osaka y Nara.

Además, Hu ofrecerá un discurso en la Universidad de Waseda, en Tokio, tras el que se ha organizado un partido de tenis de mesa que lo enfrentará con el primer ministro japonés.

Las jugadoras profesionales de ping pong Ai Fukuhara (Japón) y la campeona olímpica Wang Nan (China) participarán en este acto universitario en el que, según el diario nipón "Yomiuri Shimbun", Hu podría jugar contra Fukuhara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios