Dos muertos y 13 heridos en un atentado junto a una playa rusa

  • Es el cuarto ataque en pocos meses a Sochi, principal balneario ruso en el mar Negro, lugar de descanso de Vladímir Putin y sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

Dos personas murieron y otras trece resultaron heridas, una de ellas de gravedad, a causa del estallido de un artefacto explosivo ocurrido hoy cerca de una playa del balneario ruso de Sochi (mar Negro), informó la policía local.

La explosión tuvo lugar en torno a las 10:35 hora local (07:35 hora española) en las inmediaciones de un café, cuando una mujer recogió un paquete que se encontraba en el suelo a varios metros de la playa, según la agencia oficial Itar-Tass, que cita testigos presenciales.

La mujer y su acompañante murieron en el acto, mientras otra persona perdió una pierna, y otras trece sufrieron heridas de diversa consideración, entre ellas una niña de ocho años.

Cinco de los heridos fueron hospitalizados y el resto recibieron atención médica en un ambulatorio, mientras la playa y los establecimientos circundantes han sido evacuados por la policía.

La explosión fue de tal potencia, que se pudo oír a un kilómetro de distancia del lugar, concurrido a esas horas, según la agencia Interfax.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha encomendado a su representante en el distrito federal sur, Vladímir Ustinov, que asuma personalmente la investigación de la explosión.

Las autoridades de Sochi convocaron una reunión de urgencia, a la que asistieron representantes de la Fiscalía y del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Esta es la quinta explosión que sacude Sochi en los últimos cuatro meses. Esta semana, un obrero de 23 años perdió la vida en una explosión similar al recoger también del suelo un paquete; y el 9 de junio la víctima mortal fue un hombre de 47 años.

En abril pasado, durante la visita del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, otro policía resultó herido grave debido a la explosión de un artefacto frente a un cine.

La policía local ya había ofrecido una recompensa de 2 millones de rublos (unos 80.000 dólares) al que aporte información sobre la serie de explosiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios