El desempleo endémico de los jóvenes magrebíes provoca una ola de violencia

  • Los enfrentamientos generalizados en Marruecos y Túnez causaron al menos un muerto y decenas de heridos · El Gobierno de Rabat tacha de "tendenciosas" las cifras de víctimas facilitadas por los medios

Comentarios 1

El desempleo que afecta a los jóvenes del Magreb fue el detonador durante el fin de semana de violentos disturbios en Marruecos y Túnez, que dejaron al menos un muerto y decenas de heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

"El origen de los disturbios que estallaron en los últimos días en Marruecos, Argelia y Túnez está en el desempleo endémico de los jóvenes magrebíes", asegura Aziz, un militante asociativo que requirió el anonimato, tras los enfrentamientos del sábado entre las fuerzas del orden y los jóvenes en Sidi Ifni, un puerto de pescadores de Marruecos a 900 kilómetros al suroeste de Rabat.

La tasa de desempleo en Marruecos se situó en 9,7% en 2007, según cifras oficiales, pero cuatro parados de cada diez tienen menos de 25 años.

Aún más grave es la situación de Túnez, donde el desempleo alcanzaba el 14,1% en 2007, según una fuente oficial tunecina.

"El desempleo de los jóvenes, especialmente el de miles de diplomados en Marruecos, Argelia y Túnez, es el denominador común en los tres países donde hay periódicamente manifestaciones", explicó a la AFP Jalid Sherkaui Semuni, presidente del Centro Marroquí de Derechos Humanos (CMDH).

Sidi Ifni, una ciudad de 20.000 habitantes que España devolvió a Marruecos en 1969, fue escenario el sábado de violentos disturbios que dejaron 44 heridos.

En Túnez, una persona murió y varias resultaron heridas en violentos enfrentamientos registrados el viernes en Redeyef, una ciudad de 30.000 habitantes rica en fosfatos, con reivindicaciones sociales y desempleo como telón de fondo.

Al día siguiente, el Ejército tunecino se desplegó en la ciudad, situada a 350 kilómetros al suroeste de la capital, para "impedir toda amenaza al orden público".

La Policía movilizada el sábado en Sidi Ifni recurrió a la fuerza para desbloquear el puerto donde estaban estacionados 89 camiones cargados con cerca de 800 toneladas de pescado.

El bloqueo del puerto de Sidi Ifni, cuyo principal recurso económico es la pesca, comenzó el 30 de mayo tras la proclamación de los resultados de un concurso para la contratación de tres personas. Tras el sorteo, cerca de 120 jóvenes descontentos se habían dirigido al puerto para paralizar sus instalaciones, según un diputado socialista, Abdelawahab Belfkih.

Los enfrentamientos del sábado en esta ciudad marroquí dejaron 44 heridos, 27 de ellos policías, según fuente médicas. El CDMH afirma por su parte que "habría entre uno y cinco muertos", información que desmintió el Gobierno marroquí.

Manifestaciones esporádicas tiene lugar desde el 5 de enero en la región tunecina de Gafsa, rica en fosfatos, para denunciar el desempleo, el encarecimiento de la vida, la corrupción y el clientelismo, según dirigentes del movimiento de protesta.

Las manifestaciones comenzaron en Redeyef, donde se encuentra la mina de fosfatos más antigua, por la supuesta manipulación de un concurso de contratación de la Compañía de Fosfatos de Gafsa, principal empleador de la región.

La tensión continuaba ayer en las calles de Sidi Ifni después de los enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes.

El primer ministro marroquí, Abbas El Fassi, denominó como "expresión de reivindicaciones" los sucesos registrados en aquella ciudad, aunque las autoridades no confirmaron el número de víctimas.

"Hay de vez en cuando la expresión de reivindicaciones por parte de los parados que buscan empleo", afirmó el jefe del Gobierno, quien calificó de "tendenciosas" las cifras de víctimas facilitadas por los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios