El conservador Vaclav Klaus es reelegido como presidente de la República Checa

  • El actual mandatario logra imponerse en la tercera y última votación en el Parlamento

El presidente de la República Checa, el político conservador Vaclav Klaus, fue reelegido ayer por los parlamentarios del país centroeuropeo para un segundo y último mandato de cinco años.

Klaus se impuso en la tercera y definitiva votación, donde obtuvo 141 votos sobre los 279 legisladores presentes en la sala, según los resultados oficiales anunciados por el presidente de la sala, el socialdemócrata Miroslav Vlcek.

El candidato reelegido es presidente honorífico del Partido Democrático Ciudadano (ODS), que gobierna en coalición desde las legislativas de 2006 con la Unión Democristiana y el Partido Verde.

Economista liberal y de ideario conservador en la esfera social, Klaus se alzó con la victoria en la segunda vuelta de los comicios, en los que derrotó a un único contendiente, el checoamericano Jan Svejnar, propuesto por los socialdemócratas, que obtuvo 111 votos. La europarlamentaria independiente Jana Bobosikova, nominada por los comunistas por cuestiones tácticas, anunció su retirada antes de la primera votación.

Frente a aquellos que "quieren librarse de la corona" checa como moneda, el carismático político praguense, padre de las reformas de los 90, afirmó en su discurso al inicio de la sesión electiva que "apoyaré la existencia de la propia moneda tanto tiempo como sea ventajoso para la gente". Se baraja el 2012 como fecha de entrada en la zona del euro para la República Checa, aunque aún no hay decisión política definitiva.

Klaus abogó además por "los valores cristianos, poniendo el énfasis en la familia clásica, la dignidad de las persona en todas sus fases", confirmando su conocida postura contra la eutanasia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios