La campaña paquistaní acaba con un baño de sangre en una sede del partido de Bhutto

  • Al menos 37 muertos en el primer ataque contra el PPP tras el asesinato de su líder en Rawalpindi

Al menos 37 personas murieron ayer y varias decenas resultaron heridas en un atentado suicida contra el partido opositor de la difunta Benazir Bhutto en el último día de campaña para las elecciones del lunes en Pakistán.

El ataque tuvo lugar enfrente de la sede del PPP en Parachinar, donde se habían congregado seguidores del partido, explicó a EFE su portavoz. En el interior de la sede, ubicada en el mercado de Eidgah, se encontraba el candidato, Riyaz Hussain Shah, un independiente apoyado por el grupo opositor en Parachinar, que resultó ileso.

Según las cadenas privadas, el terrorista condujo su coche hacia la multitud, que consiguió detenerlo, momento en el cual el hombre hizo detonar los explosivos que portaba.

El ataque de ayer fue el primero que tuvo al PPP como objetivo desde el que costó la vida a su líder, Benazir Bhutto, y a una veintena de personas el 27 de diciembre de 2007 en Rawalpindi, ciudad vecina de Islamabad.

Aquel atentado supuso el aplazamiento hasta el 18 de febrero de los comicios legislativos previstos para el 8 de enero, tras desatarse una ola de violencia de seguidores del PPP particularmente virulenta en su feudo de la provincia de Sindh.

Desde entonces, los candidatos han adoptado estrictas medidas de seguridad en sus escasas apariciones ante seguidores, a los que se dirigen protegidos tras urnas de cristal antibalas y una barrera de seguridad compuesta por vigilantes y altas vallas de separación con los asistentes a cada mitin.

El de ayer fue el tercer atentado contra un partido en los últimos ocho días de campaña electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios