Saakashvili arrasa en unas parlamentarias validadas por los observadores occidentales

  • La oposición georgiana denuncia la existencia de fraude y acuerda "diseñar una estrategia común"

El Movimiento Nacional Unido (MNU) del presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, arrasó en las elecciones parlamentarias, impugnadas por la oposición y validadas ayer, aunque con matices, por una nutrida misión de observadores occidentales.

Según datos preliminares correspondientes al 40% de los votos escrutados, el MNU obtenía el 61% de los votos emitidos por listas de partidos, que eligen a la mitad de los 150 diputados que conforman el Parlamento unicameral de este país de Transcaucasia.

Junto con el movimiento oficialista acceden al reparto proporcional de 75 escaños las formaciones opositoras Oposición Unificada (OU), el Movimiento Demócrata Cristiano y el Partido Laborista, que consiguieron el 15,28; 8,02 y el 6,81%, respectivamente.

Las otras ocho formaciones que participaron en las elecciones, todas ellas de oposición, no consiguieron alcanzar el mínimo del 5% para obtener representación parlamentaria.

Todas las fuerzas opositoras denunciaron fraude nada más ser anunciados los resultados de las encuestas a pie de urna que daban la victoria al MNU.

El líder del Partido Laborista, Shalva Natelashvili, aseguró ayer que todas las formaciones de la oposición comenzarán unas consultas para "diseñar una estrategia común".

La declaración de Natelashvili fue confirmada por la portavoz de Oposición Unifica, Magda Popiashvili, quien recalcó que la segunda fuerza más votada, según las autoridades electorales, "no reconoce los resultados".

El máximo dirigente del Movimiento Demócrata Cristiano, Gueorgui Targamadze, hizo un llamamiento a las demás formaciones opositoras a luchar por conseguir que los resultados electorales oficiales sean lo más aproximados posible a la "realidad de la expresión de la voluntad popular en las urnas".

Sin embargo, la misión de los observadores de la OSCE declaró ayer que aunque en las elecciones se produjeron "irregularidades", éstas no influyeron en el proceso electoral, que "fue libre".

"No vi nada que hubiera podido influir negativamente en el resultado de las elecciones", dijo en rueda de prensa el portugués Joao Soares, vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE.

Un total de 550 observadores de la OSCE y de las asambleas parlamentarias del Consejo de Europa y de la OTAN, de 45 países, supervisaron los comicios legislativos georgianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios