El Parlamento serbio anula la independencia unilateral de Kosovo

  • En una sesión convocada de forma urgente, los diputados sancionaron la decisión del Gobierno serbio del jueves de declarar "nulos e ilegales" los actos de independencia de la provincia que para Serbia es parte de su territorio.

Tras anular el jueves pasado de forma anticipada la independencia de Kosovo, el Gobierno reafirmó su decisión ayer, inmediatamente después de la proclamación unilateral de soberanía por parte de los albano-kosovares.

Serbia insiste en que los actos de independencia unilateral son una violación del derecho internacional y afirma que tiene garantizada su soberanía e integridad territorial por la Carta de la ONU y la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad.

El Parlamento serbio también declaró nulas todas las decisiones de la Unión Europea (UE) sobre el envío de una misión civil a Kosovo, que debería sustituir a la de la ONU desplegada en ese territorio desde el fin de la guerra, en 1999.

En Nueva York, el presidente serbio, Boris Tadic, pidió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas la anulación de la independencia de Kosovo.

Serbia se opone a la soberanía de Kosovo y ha ordenado ya la retirada para consultas de sus embajadores en Estados Unidos, Francia y Turquía, países que reconocieron hoy la independencia unilateral de ese territorio. La misma medida se aplicará a todos los países que reconozcan la independencia.

Belgrado anunció una persistente lucha política y diplomática para recuperar su provincia dentro del orden constitucional de Serbia.

"Este es nuestro objetivo y Serbia lo logrará. Si no podemos lograrlo hoy plenamente, lo haremos mañana, porque Serbia debe ser libre", declaró el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, ante el Parlamento.

El primer ministro dijo que "ayer pudimos ver el acto final de la agresión brutal y el bombardeo despiadado de Serbia por parte de la OTAN (en 1999). Todo el sentido de esa política de la fuerza se reduce a la creación de un engendro en territorio serbio que no es nada más que un polígono militar y el depósito de la OTAN".

También criticó la "fuerza brutal de EEUU" y la "política sin principios de los principales países de la UE" que apoyaron la independencia unilateral de la provincia.

Kostunica subrayó que "Serbia no reconocerá nunca el Estado falso de Kosovo en su territorio".

Señaló que, "a partir de este momento, han sido definidos la tarea primordial y el principal objetivo de la futura política estatal: el retorno de Kosovo al orden constitucional del país en conformidad con todas las normas del derecho internacional y la protección de nuestro pueblo y de cada ciudadano en Kosovo" que quiera seguir siendo leal a las instituciones serbias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios