La OTAN 'toma' la Plaza Roja

  • Soldados norteamericanos, británicos, franceses y polacos desfilan por primera vez frente al mausoleo de Lenin en el Día de la Victoria soviética · Merkel y Hu Jintao presenciaron la espectacular parada

Tropas de los países de la OTAN marcharon el domingo por primera vez en la Plaza Roja de Moscú en el mayor desfile militar organizado en Rusia desde el fin de la Unión Soviética, para celebrar el 65 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

Más de 10.000 soldados rusos, decenas de carros de combate, transportes de tropas blindados, unidades lanza-misiles y tres misiles nucleares intercontinentales Topol-M desfilaron por la célebre plaza en el centro de Moscú.

La exhibición comenzó con ocho soldados marchando con paso militar llevando la bandera rusa y otra soviética con la hoz, el martillo y una estrella.

En un momento de gran simbolismo, decenas de soldados franceses, británicos, polacos y estadounidenses -de países todos miembros de la OTAN- desfilaron bajo un sol radiante al pie de los muros del Kremlin.

Rusia considera siempre a la Alianza como la principal amenaza para su seguridad, veinte años después del fin de la guerra fría.

Una decena de jefes de Estado y de Gobierno, entre los cuales estaban la alemana Angela Merkel y el chino Hu Jintao, asistieron a la parada.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anuló su participación debido a la crisis financiera en la Zona euro.

En su discurso desde la tribuna, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, destacó la presencia de tropas de los países integrantes de la coalición antihitleriana, así como de tropas de los estados miembros de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI). "Esta formación única es un testimonio de nuestra voluntad común de defender la paz y no permitir una revisión de los resultados de la guerra, de no permitir nuevas tragedias", dijo.

El jefe del Kremlin llamó a la unidad para hacer frente a los nuevos desafíos y amenazas globales. "Sólo juntos podemos hacer frente a las amenazas actuales, sólo sobre la base de la buena vecindad podemos solucionar los problemas de seguridad global, para que los ideales de la justicia y el bien triunfen en todo el mundo, y la vida de las futuras generaciones sea libre y feliz", afirmó.

Según Medvedev, "el mal acumula fuerzas si se retrocede ante él, si se trata de no prestarle atención". "Las lecciones de la II Guerra Mundial nos llaman a la solidaridad. La paz es frágil, como lo ha sido siempre, y estamos obligados a recordar que la guerra no empieza de repente", dijo.

Asimismo, subrayó que "en 1945 se alcanzó la victoria, no sólo militar, sino también moral, una victoria global", y señaló: "Esta guerra nos convirtió en una nación fuerte". Al término del discurso, los militares rusos lanzaron a coro el tradicional ¡Hurra!

Los 75 soldados del Batallón de representación del Ejército polaco, unidad especializa en desfiles o ceremonias oficiales, eran los primeros representantes de la OTAN que ingresaron en la Plaza Roja. Francia estaba representada por el regimiento Normandie-Niemen, ex unidad de combate de la fuerza aérea francesa creada durante la Segunda guerra mundial. Por su lado, Estados Unidos envió un destacamento del segundo batallón del 18º regimiento de infantería, y el ejército británico sus célebres Welsh Guards, de uniforme rojo con altos morriones de piel negra.

Soldados de varias ex repúblicas soviéticas también participaron en el desfile, pasando delante del mausoleo de Lenin, padre de la Revolución de 1917 y de la Unión soviética. Un oficial de Turkmenistán desfiló en un caballo descendiente de aquel que montó el mariscal Georgui Yukov, en el primer desfile soviético para celebrar la victoria .

Los aliados occidentales de la II Guerra Mundial celebran la victoria el 8 de mayo y Rusia un día después, debido a que la rendición oficial alemana fue firmada a las 23: 01 hora de Berlín, es decir, el 9 de mayo en Moscú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios