Iraq condena a muerte a Alí 'el Químico'

  • Ali Hasan al Mayid, primo de Sadam Husein, ha sido condenado por el asesinato por medio de gas de 180.000 kurdos en 1988.

Comentarios 1

El Consejo de la Presidencia de Iraq ha aprobado la ejecución en la horca del primo del derrocado presidente de Iraq Sadam Husein, Ali Hasan al Mayid, más conocido como ‘Alí el Químico'. Se le acusa de dirigir una campaña de genocidio hace dos décadas contra la población kurda, lo que provocó la muerte de unas 180.000 personas. Ahora, corresponde al Gobierno de Bagdad fijar una fecha para la aplicación de la pena de muerte y estimar si la extiende también a otros dos condenados.

Al Mayid correrá de esta forma la misma suerte que su primo, después de que hace unos días el Consejo de la Presidencia así lo decidiese. Esta aprobación supone el último obstáculo para la ejecución de Alí 'el Químico', quien debía haber recibido la pena capital el año pasado, cuando la condena fue suspendida después de que el mismo organismo que ha dado ahora luz verde a su muerte, formado por el presidente Jalal Talabani y los dos vicepresidentes, se negara durante meses a aprobar tanto su muerte como la de otros dos condenados.

Sus compañeros de proceso son el ex ministro de Defensa Sultan Hashem y el ex comandante militar Husein Rashid Muhamed, para quienes existían discrepancias en relación a sí también aplicarles o no la pena de muerte. Por ello, pese a que un tribunal de apelación iraquí decidió en septiembre del año pasado mantener las sentencias, la disputa legal retraso la ejecución, enormemente esperada por los ciudadanos chiíes y kurdos del país.

Según una fuente del Consejo, ahora corresponde al Ejecutivo del primer ministro, Nuri al Maliki, fijar una fecha para la aplicación del castigo, aunque un consejero del líder del Gobierno ya indicó que "será cuestión de días". En cuanto a los otros dos acusados, la fuente subrayó que aún existen puntos de vista "que deben ser resueltos", por lo que no se ha adoptado ninguna decisión. El Ejército estadounidense, que mantiene bajo custodia a todos ellos, negó haber recibido solicitud que pida la entrega de Al Mayid a las autoridades iraquíes.

Al Mayid pagará ahora por unos cargos que vienen de lejos, en pleno régimen de Sadam Husein. Talabani y el vicepresidente iraquí Tareq Al Hashemi se oponen a su ejecución, entendiendo que sólo obedecía órdenes de sus superiores. Sin embargo, es cierto que Al Mayid se labró una mala reputación por su especialmente violento uso de la fuerza contra los opositores del Gobierno de entonces.

En concreto, fue condenado por planear y dirigir la campaña militar de Anfal, que en 1988 causó la muerte de alrededor de 180.000 kurdos. De este modo, no se librará de pasar por la horca, castigo también impuesto contra Sadam Husein, cumplido en diciembre de 2006 y exhibido en las televisiones de medio mundo a través de un vídeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios