Irán sigue con el enriquecimiento de uranio

  • La AIEA pide explicaciones a Siria por la aparición de uranio no natural en el desierto

Comentarios 4

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ordenó de nuevo ayer a Irán y Siria que suministren las informaciones requeridas sobre el supuesto programa nuclear militar iraní y sobre la aparición de uranio no natural en el desierto sirio. Según un informe, del que la AFP obtuvo una copia y que será discutido en el consejo de gobernadores de marzo, la AIEA rechazó las afirmaciones de Damasco respecto a que las partículas de uranio encontradas en Al Kibar procedían de los misiles lanzados por la aviación israelí para destruir unas supuestas instalaciones nucleares en septiembre de 2007.

"La AIEA considera que actualmente existe una mínima posibilidad de que el uranio haya aparecido (en esa instalación) debido al uso de misiles", señaló la agencia de la ONU en el informe.

EEUU e Israel sospechan que en Al Kibar se escondía en realidad un reactor nuclear clandestino sirio. Un alto responsable de la AIEA explicó a la AFP, bajo anonimato, que "se trata de material nuclear que no fue declarado y Siria debe explicar cómo llegó allí".

En lo referente a Irán, la AIEA denunció que Teherán continúa enriqueciendo uranio, desafiando así la exigencia del Consejo de Seguridad, y sigue sin cooperar para esclarecer posibles aspectos militares de su programa nuclear.

"Contrariamente a las decisiones del Consejo de Seguridad, Irán no suspendió sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio", insiste el informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios