Hamás parte a Egipto para dialogar sobre la tregua con Israel

  • La propuesta egipcia, aceptada por las milicias palestinas, consiste en que Israel detenga sus operaciones militares en Gaza y levante el cerco económico a la franja a cambio de que los grupos armados palestinos pongan fin al lanzamiento de cohetes

Una delegación de Hamás partió hoy hacia Egipto para participar en la ronda final de las negociaciones de una tregua temporal con Israel con la mediación del Gobierno egipcio.

El ex ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Zahar y el jefe del grupo parlamentario de Hamás, Jalil al-Haiya, cruzaron al país vecino a través del paso de Rafah, en el sur de Gaza, informó el portavoz del grupo, Ismail Raduán.

En Egipto se reunirán con varios líderes de Hamás en el exilio capitaneados por el número dos del buró político del movimiento islamista, Mussa Abu Marzuk.

Mañana se entrevistarán también en El Cairo con el responsable de los servicios de inteligencia egipcios, Omar Suleimán, quien se encarga de transmitir los mensajes entre Israel y Hamás, ya que éste rechaza los contactos directos.

La propuesta egipcia, aceptada por todas las milicias palestinas, consiste en que Israel detenga sus operaciones militares en Gaza y levante el cerco económico a la franja a cambio de que los grupos armados palestinos pongan fin al lanzamiento de cohetes desde su territorio contra las localidades israelíes vecinas.

El domingo, durante el Foro Económico Mundial en Sharm El-Sheij, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, manifestó que espera que Israel acepte la iniciativa de alto el fuego, al igual que hicieron el mes pasado las milicias palestinas.

De hecho, Suleimán aseguró al líder pacifista israelí Yossi Beilin que sólo falta el sí del ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, para que la tregua sea un hecho, según un comunicado de la oficina de Beilin.

Barak tiene previsto reunirse hoy en el Foro con Mubarak y Suleimán.

En ese encuentro, el ministro y ex jefe de Gobierno israelí aceptará la propuesta de alto el fuego temporal, pero no hará público ningún compromiso de su país con la iniciativa, informa hoy el diario "Haaretz".

El principal desencuentro entre las partes reside en que Israel exige incluir en el trato la liberación de su soldado Guilad Shalit, secuestrado desde junio de 2006 por milicias palestinas, entre ellas el brazo armado de Hamás, las Brigadas de Ezedín Al-Kasam.

Como contrapartida a la liberación del cabo israelí, Hamás exige la de un millar de los 11.000 presos palestinos en cárceles israelíes.

Suleimán señaló hoy a Beilin que "la liberación de Guilad Shalit se incluirá en el acuerdo de alto el fuego si Israel acepta la lista de presos que Hamás quiere ver en libertad".

"Pero como Israel ha rechazado la mayoría de los nombres, hace falta negociar", agregó el militar egipcio.

Mohamed Nazal, miembro del buró político de Hamás, subrayó hoy que su movimiento "no intercambiará a Shalit a bajo precio".

No obstante, según fuentes de la seguridad israelí citadas por "Haaretz", las diferencias entre las partes son menores que hace unos meses, pues Hamás sólo aspira ya a obtener unos 450 presos e Israel ha suavizado sus criterios de liberación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios