Las Fuerzas de Defensa de Timor Oriental abren una investigación sobre los atentados

  • La comisión de investigación sobre el ataque contra el presidente estará integrada por tres miembros de las fuerzas de defensa y dos representantes del Gobierno" · "Las conclusiones se presentarán en dos semanas

El jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas de Defensa de Timor Oriental (FALINTIL-FDTL), el general Taur Matan Ruak, anunció el martes que se va a crear una comisión de investigación sobre el atentado perpetrado el lunes, supuestamente por un grupo de militares rebeldes liderados por el Mayor Alfredo Reinado, contra el presidente de la República, José Ramos-Horta, quien resultó gravemente herido.

En rueda de prensa, Taur Matan anunció que "las FALINTIL-FDTL van a crear una comisión de investigación sobre el ataque contra el presidente de Timor, que estará integrada por tres miembros de las fuerzas de defensa y por dos representantes del Gobierno". "Las conclusiones serán presentadas dentro de dos semanas", añadió.

El atentado del lunes se produjo, según las autoridades, en dos fases: un primer intento de asalto de la residencia de Ramos-Horta, en el que falleció el líder de los rebeldes, Alfredo Reinado, y una hora después el tiroteo a la puerta de la casa del jefe del Estado, en el que éste fue alcanzado. La pregunta que se ha levantado es porqué tras el primer tiroteo no se dio la alerta para evitar el atentado contra Ramos-Horta.

El general no respondió a esa pregunta, pero explicó que las FDTL "sólo son responsables por la seguridad del perímetro de la residencia del presidente de la República, los responsables por la seguridad personal del jefe del Estado son la policía de la ONU (UNPol) y la Policía Nacional de Timor Oriental (PNTL)".

Además, se preguntó cómo es posible que coches llenos de hombres armados se pudiesen aproximar sin problemas a la residencia del presidente y del primer ministro, y por ello pidió "una completa investigación internacional para averiguar todos los trágicos hechos ocurridos, que chocaron al país y que tenían como objetivo tambalear los pilares del Estado democrático timorense". También reclamó que "se exijan responsabilidades".

Después de los atentados del lunes --el de Ramos-Hortas y el que sufrió posteriormente el primer ministro, Xanana Gusmao, quien resultó ileso--, el Estado de Timor solicitó refuerzos a las Fuerzas de Estabilización Internacional (ISF), pidiendo específicamente militares de las Fuerzas de Defensa Australianas, según fuentes de Gobierno.

Por ello, el martes llegaron a Dili 120 militares y 70 policías australianos más, que se suman a la ISF, integrada por 780 efectivos de Australia y 170 de Nueva Zelanda. Además, el navío de guerra australiano 'HMAS Perth' está en el puerto de la capital de Timor con 150 hombres desde primera hora de la mañana.

Al respecto, el general Taur Matan Ruak indicó en la rueda de prensa que las tropas adicionales australianas deben contribuir para la solución y no para agravar los problemas en el país. "Espero que no sean un cáncer o una úlcera", dijo.

Tras los atentados del lunes el Parlamento de Timor autorizó la declaración del estado de sitio durante 48 horas y el toque de queda durante la noche. Esta situación ayudó a que la noche fuese tranquila en la ciudad de Dili, según fuentes de la Policía de Naciones Unidas. Por la mañana la ciudad recuperaba la normalidad y la calma, aunque bajo fuertes medidas de seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios