Bush felicita a Medvédev por su investidura como presidente ruso

  • Ambas partes expresan su intención de cooperar estrechamente en la continuación del diálogo constructivo al más alto nivel.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, felicitó hoy al nuevo líder ruso, Dmitri Medvédev, por su reciente investidura y le deseó toda clase de éxitos al frente del Kremlin.

"Ambas partes expresaron su intención de cooperar estrechamente en la continuación del diálogo constructivo al más alto nivel, que en los últimos años jugó un rol fundamental en el desarrollo de las relaciones bilaterales", informó el Kremlin en un comunicado.

Medvédev y Bush destacaron que un buen ejemplo de esa cooperación es la recientemente adoptada "declaración de Sochi sobre el marco estratégico de las relaciones ruso-estadounidenses".

Además, "abogaron por proseguir los contactos regulares", empezando por la cumbre del Grupo de los Ocho (G8) de países más desarrollados que se celebrará en la isla japonesa de Hokkaido en julio próximo.

El Kremlin informó de que también se tocaron "asuntos de actualidad, tanto de la agenda bilateral como internacional".

Durante la conversación, los dos mandatarios "comenzaron a tutearse", tras lo que Medvédev felicitó a Bush con motivo de la reciente boda de su hija Jenna, según la agencia Interfax.

Bush se reunió por primera vez con Medvédev, entonces aún presidente electo, el mes pasado en el balneario ruso de Sochi (mar Negro), tras lo que aseguró que el nuevo líder ruso le había causado una impresión "favorable".

Por su parte, Medvédev aseguró que la estrecha relación personal entre su predecesor en el cargo y actual primer ministro ruso, Vladímir Putin, y Bush, había sido crucial para garantizar la estabilidad mundial.

No obstante, el viernes pasado durante el primer desfile con armamento pesado y misiles intercontinentales en la Plaza Roja desde 1990, Medvédev criticó duramente la política occidental de "revisión de fronteras", en claro alusión a Kosovo, el menosprecio del derecho internacional y la interferencia en los asuntos de otros países.

El presidente ruso, que asumió el cargo el miércoles pasado, se ha mostrado dispuesto a trabajar con cualquier administración que surja tras las elecciones presidenciales de finales de este año, sea ésta demócrata o republicana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios