Valencia, de las tradiciones a la vanguardia en una misma capital

  • El casco antiguo de Valencia ofrece la posibilidad de visitar importantes joyas arquitectónicas pero la ciudad mantiene a la vez un espíritu moderno y vitalista que avanza al ritmo de los nuevos tiempos

La Feria de Primavera 2009 se dedica a la Comunidad Valenciana pero su capital, Valencia, acogió hace unas semanas a la comitiva portuense que se desplazó hasta allí para presentar el cartel de la fiesta, sirviendo así de avanzadilla para unas relaciones turísticas y comerciales que se pretende mantener en el futuro, como ya ha ocurrido antes con otras localidades o comunidades a  las que se ha dedicado la Feria.

La capital del Turia es una ciudad cosmopolita y moderna que cuenta con cerca de un millón de habitantes entre la ciudad propiamente dicha y el cinturón de pueblos cercanos que tiene a su alrededor. El casco urbano de Valencia es una  joya en sí mismo, con destacados monumentos como la Catedral con el famoso Miguelete, una torre con 205 escalones a la que únicamente se puede subir a pie y que ofrece unas vistas privilegiadas de toda la ciudad.

Otros destacados monumentos  son la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, dedicada a la Patrona de Valencia, el Palacio del Marqués de Dos Aguas (magnífico exponente del rococó más puro), la Lonja de los Mercaderes, las Torres de Serrano y de Quart, el  Mercado o el Ayuntamiento, además de las numerosas iglesias que jalonan el casco antiguo y que hacen de Valencia una ciudad verdaderamente monumental. Sin embargo, pese a este patrimonio que se ofrece al visitante de manera cuidada y con mimo, la ciudad ha sabido seguir adelante con nuevas propuestas y a principios de este siglo se inauguraba el complejo denominado Ciudad de las Artes y de las Ciencias, obra del prestigioso arquitecto Santiago Calatrava. La nueva oferta se completa con el espectacular Museo Oceanográfico diseñado por  Félix Candela, uno de los mejores acuarios de todo el país. Para visitar estos complejos se necesita prácticamente un día entero.

El comercio es otro de los puntos fuertes de la capital, con una amplia oferta de tiendas de todo tipo así como la gastronomía, con la tradicional paella como plato fuerte pero sin olvidar otras especialidades como la horchata o las anguilas ‘all i  pebre’, toda una tradición. Las playas, urbanas, suelen tener siempre una alta ocupación por la afluencia de visitantes de lugares sin puerto de mar, que acuden a Valencia y su provincia como enclave más cercano para  darse un baño.  De todo ello se podrá ver una pequeña muestra estos días en el recinto ferial de Las Banderas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios