Carlos Cánovas. Fotógrafo navarro

"La imagen de la Feria y los paisajes que fotografío son totalmente opuestos"

  • Invitado a la Feria como artista representante de la Comunidad Foral de Navarra, el artista Carlos Cánovas queda gratamente sorprendido por la manera en que se organiza la fiesta portuense

La prestigiosa mirada de Carlos Cánovas se ha posado durante estos días en la Feria de El Puerto. No para retratar su espíritu, como hace habitualmente con las zonas despobladas de las periferias urbanas, sino para disfrutar de la fiesta, a la que ha sido invitado como artista representativo de la región a la que se dedica la Feria de este año: Navarra.

-La pregunta es obvia, ¿qué impresión le ha causado la Feria?

-Pues no había estado nunca en El Puerto ni en su feria, pero tenía la referencia de otras como la de Sevilla. Sin embargo, no tenía una idea ajustada de lo que era esta fiesta. Me ha gustado mucho la manera de organizar el evento, pues en comparación con Pamplona, nuestra fiesta, los sanfermines, es algo mucho más salvaje.

-Por lo tanto, desde su punto de vista artístico, la Feria no es el sitio idóneo para sus fotografías.

-Los lugares que fotografío serían todo lo contrario a la Feria, dado que tiene mucho colorido y hay mucha gente, cuando mis trabajos siempre son en blanco y negro y no salen personas. Tendría que ser un día que no haya fiesta, por la periferia, allí donde nos cuesta trabajo reconocernos, aunque en realidad forme parte de nosotros. Los lugares que fotografío son cambiantes, creados sin ánimo de permanecer, pero que al final, permanecen. Lo considero como un blues urbano que me gusta interpretar; aunque parezca un disparate. Evidentemente, la Feria y los paisajes de mi obra son totalmente opuestos.

-Por tanto, podría pensar lo mismo de los sanfermines de su tierra.

En sanfermines, huyo de Pamplona. En eso no soy un navarro normal. Si eres joven y vas con amigos es muy divertido, pero a partir de cierta edad, ya es poco apacible.

-Atendiendo a su obra, se me ocurre imaginar que la única manera de fotografiar la Feria sin salirse de su estilo, sería sacando la imagen del recinto una vez haya acabado la fiesta. ¿Se atrevería hacer algo así?

-Pues hace unos años, sobre el año 2000, el comisario que organizaba una serie de actos, me pidió un trabajo sobre el carnaval de Badajoz. Para mí era un verdadero reto. Incluso diría que era hasta peligroso. Así que lo que hice fue precisamente eso: esperé a que acabara el tumulto, cuando sólo quedaba un campo de residuos, para tomar la imagen de aquella fiesta. Pero de todas formas, tengo que reconocer que mis fotografías corresponden a otros lugares. La fiesta no me interesa para la fotografía. Aunque, eso sí, me encantaría repetir, y volver a la Feria de El Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios