Alemania | españa · desde sevilla

Ni la calor pudo con la ilusión

  • Miles de sevillanos se echaron a la calle para celebrar el triunfo de España · El Auditorio vibró en una noche histórica

Comentarios 11

La ocasión merecía la pena más que nunca. España se jugaba nada menos que ganar la Eurocopa y, sobre todo, reivindicar por fin su fútbol con un triunfo de altura y la afición sevillana lo quiso disfrutar en comunión. El Auditorio Rocío Jurado se llenó de aficionados, la mayoría de ellos jóvenes, hasta completar su aforo en la tarde más calurosa en lo que va de este tardío verano. No importaban los grados centígrados, por mucho que éstos ascendieran aún más por la energía humana de la multitud.

Los más jóvenes pudieron con la calor sahariana que inundó Sevilla y vació sus calles, absolutamente desiertas en la tórrida sobremesa y más aún durante las cerca de dos horas que duró el partido. Sólo algún foráneo despistado rompía el espeso y cálido silencio de las calles mientras en el Auditorio los decibelios subían al mismo tiempo que los grados.

No sólo jóvenes convivieron, por una vez sin distinción de colores en esta ciudad dividida, en una auténtica fiesta inédita para todos ellos, con el primer triunfo de la selección española de fútbol en 44 años. También se pudo ver disfrutando del ambiente festivo, y sufriendo el calor, a algún talludito con ganas de rejuvenecerse. Y también guiris. Fueron muchos los extranjeros, de diversas nacionalidades, que quisieron vivir con los españoles la fiesta. Con ese calor, ¿había algo mejor que hacer que festejar en la calle?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios