El fiscal dice que el atentado de la T-4 "hizo saltar por los aires las esperanzas de paz"

  • El Ministerio Público considera "abundantes" las pruebas contra los tres etarras

El fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos pidió ayer condenar a 1.120 años de prisión a Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastian que, al cometer el atentado en la T-4 del aeropuerto de Barajas, hicieron "saltar por los aires la esperanza" del fin de la violencia de ETA.

Así lo manifestó el fiscal en la última sesión del juicio que quedó visto para sentencia y en el que imputó a los tres presuntos terroristas dos delitos de asesinato por la muerte de los ciudadanos ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate, 52 de tentativa de asesinato y uno de estragos terroristas.

Según el representante del Ministerio Público, que reclama además que los acusados indemnicen con 500.000 euros a los familiares de cada uno de los fallecidos, existe una "abundante, independiente y unívoca prueba" de su participación en la acción terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios