Mas recula y afirma que no pedirá al PSOE la cabeza de Montilla

  • CiU renuncia a una moción de censura después del 9-M tras los reproches de ERC

El presidente de CiU, Artur Mas, solemnizó ayer desde el Parlament que sólo presidirá la Generalitat a través de unas nuevas elecciones catalanas, por lo que descarta presentar una moción de censura tras las elecciones generales. Días atrás, Mas advertía al PSOE que sólo contaría con su apoyo si forzaba la salida del actual president, José Montilla.

El líder de CiU lanzó este mensaje en una tensa sesión de control del Parlament en la que el portavoz de ERC, Joan Ridao, acusó al convergente de "sucursalista" por buscar una alianza con el PSOE tras el 9-M para acabar con el tripartito al margen de las instituciones catalanas.

Ridao se dirigió al líder de CiU para mostrarle una entrevista de antes de las autonómicas de 2003 en la que defendía la opción de gobernar sin ser el más votado, al contrario de lo que defiende ahora por "calidad democrática". Mas reaccionó con vehemencia: "No seré presidente de la Generalitat si no es a través del apoyo popular y de unas elecciones en Cataluña. ¿Entienden lo que quiere decir esto? Significa incluso renunciar a mecanismos de la propia cámara para llegar a serlo". "A ver quién sale aquí y dice lo mismo", retó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios