Severo Moto abandona la prisión tras pagar una fianza de 10.000 euros

  • El presidente del autoconstituido Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial sale de la cárcel madrileña donde estaba recluido desde abril por un delito de tráfico de armas

Comentarios 2

El presidente del autoconstituido Gobierno en el Exilio de Guinea Ecuatorial, Severo Moto, ha abandonado hoy la prisión de Navalcalnero, en la que se encontraba recluido desde el pasado 16 de abril, tras hacerse efectiva la fianza de 10.000 euros impuesta por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el pasado 8 de agosto, según informa su abogado, Francisco Fernández Goberna.

"Moto salió de la cárcel a las 13.15 horas y ahora está comiendo en su casa", indica el letrado, explicando que "el jueves realizamos el pago de la fianza y hoy se ha hecho efectiva". El pago de los 10.000 euros, que estaba previsto que se realizara el lunes pasado, se demoró debido a las dificultades para reunir la totalidad de cantidad económica impuesta por el juez. Fernández Goberna dijo que el líder opositor ecuatoguineano, que "no se terminaba de creer" su salida de prisión, ahora lo que hará será "descansar" y más adelante, "ya habrá tiempo de hablar" sobre posibles medidas judiciales a emprender.

Su salida de prisión ha sido posible después de que Pedraz decretara su libertad en sustitución del juez Fernando Andreu y a instancias un recurso de reforma al auto de prisión presentado por el abogado de Moto. La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmó el pasado 9 de junio la prisión incondicional sin fianza dictada en abril por el juez Fernando Andreu contra el líder de la oposición al presidente Teodoro Obiang, por un delito de tráfico de armas, al considerar que las conversaciones que mantuvo con otros imputados en la causa constituyeron "motivo suficiente" para acordar esta medida.

El disidente guineano fue detenido el 14 de abril en la localidad toledana de Fuensalida. El arresto guardaba relación además con el hallazgo por parte de la Policía, el pasado 6 de marzo en el puerto de Sagunto (Valencia), de dos armas largas de combate y una corta en el maletero de un coche viejo que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo, según informaron fuentes judiciales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios