"Si Rajoy pierde las elecciones, se irá; si pierde Zapatero, le echará su partido"

Comentarios 3

Pilar Cernuda (Santiago de Compostela, 1948), columnista del Grupo Joly, hace una panorámica de la legislatura desde la óptica de la oposición con el zoom puesto en el PP. Sirva como prólogo la ilustración de la portada de su nuevo libro Contra el talante, en la que un desenfocado Aznar escolta a Rajoy.

-¿Se ha desprendido Rajoy de la sombra de Aznar?

-Rajoy se ha sentido con las manos muy libres e, incluso, ha tomado decisiones no sólo ajenas a lo que pensaba Aznar sino contrarias. Lo que ocurre es que para golpear a Rajoy han insistido en que Aznar era el gran muñidor de lo que ocurría en el partido.

-La derrota del PP fue "dramática". ¿Se sintió sólo Rajoy?

-Había una desmoralización absoluta. Rajoy primero quiere marcharse y luego decide continuar con un grupo parlamentario muy distinto del que consideraba que tenía que tener como líder de la oposición. Quiere echar mano de gente muy importante y se encuentra con que esa gente importante se quiere ir. Y hay dos personas de lealtad incuestionables como Acebes y Zaplana, dos políticos mucho mejores de lo que la gente piensa, que se quedaron para ayudarle en la travesía del desierto. Eso explica que les mantuviera contra viento y marea hasta el final de legislatura.

-¿Qué le hizo cambiar de idea a Rajoy?

-Su sentido de de la lealtad y una conversación de varios días con su mujer.

-¿Y qué ocurrirá si pierde?

-Si pierde se va.

-¿Y si es Zapatero el derrotado?

-Zapatero no se iría, le echaría su partido.

-El talante encierra "debilidades políticas". ¿Cuáles?

-Desde el afán de Zapatero de anteponer el talante a las cuestiones de Estado hasta cómo su mujer se pilla un globo monumental porque no le permiten utilizar los fondos del Gobierno para ropa, pasando por los 22 millones de gasto en la remodelación del Palacio de Lanzarote que, sin embargo, la Familia Real en pleno, que son muchas personas, consideraba apropiado para pasar allí temporadas, o las conversaciones con dirigentes políticos y de su partido. La primera persona que me dice que se sentía completamente engañado por Zapatero es Maragall, siendo presidente de la Generalitat.

-Según dice en su obra, esta "gran capacidad de engaño" la comparten partidos tan dispares como PP, CiU o ERC. No son las mejores credenciales para quien aspira a la reelección...

-El líder de CiU, Artur Mas, no dice que ha sido engañado sino que ha sido traicionado. Te lo dice mucha gente que ya no está cerca de él, otros que todavía lo están y algunos periodistas que se sienten estupefactos ante los desmentidos que hace de las informaciones que publican y que les da directamente el presidente del Gobierno.

-¿Qué puntos en común tienen Rajoy y Zapatero?

-Muy pocos, porque ni siquiera pertenecen a la misma generación. Quizá León. Juntos fueron al mismo colegio donde iban los niños bien.

-¿Y en su forma de entender la política?

-Nada que ver. Rajoy es un hombre de equipo que lleva más de 20 años en política y que tuvo muchísima responsabilidad antes de ser líder de la oposición y, sin embargo, Zapatero ha sido líder de la oposición sin haber tenido otros puestos de responsabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios