PSOE y PP escenifican su primer desacuerdo de la legislatura

  • Zaplana se niega a ceder puestos del PP en la Mesa del Congreso y Blanco le advierte de que podrían perder presidencias de comisiones.

Comentarios 56

Aún no ha comenzado la IX Legislatura de la democracia y ya se ha podido ver el primer desencuentro entre los dos grandes partidos españoles a cuenta de la composición de las Cortes Generales. El motivo de discrepancia no es otro que la voluntad del PSOE de ofrecer un puesto en la Mesa del Congreso a las minorías, para lo que ha solicitado al PP que ceda uno de los suyos -igual que han hecho los socialistas. Sin embargo, el portavoz de los populares, Eduardo Zaplana, dejó claro que no cederán puestos, a lo que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, respondió advirtiendo que esa postura les podría hacer perder presidencias de comisiones.

El PSOE ya anunció el lunes que renunciaría a uno de los cinco puestos que le corresponden en la Mesa del Congreso para favorecer la inclusión de los grupos minoritarios, especialmente de PNV y CiU, y quería que el PP hiciera lo propio para fomentar la pluralidad del órgano de gobierno de la Cámara Baja. Sin embargo, tras reunirse con Blanco, dentro de la ronda de contactos parlamentarios que éste ha mantenido con todos los grupos para pactar la composición de los órganos parlamentarios, Zaplana dejó claro que, en función de la aritmética parlamentaria, al PP le corresponden cuatro puestos en la Mesa -dos vicepresidentes y dos secretarios- igual que en 2004.

"Aspiramos al menos a tener los mismos miembros. En 2004 teníamos un resultado peor y alcanzamos cuatro miembros en la Mesa y cuatro presidencias de Comisión", aseguró Zaplana, que señaló que su partido debe ejercer esta legislatura su función de control al Gobierno y de oposición, para lo cual, "cuantos más medios disponga, mejor". Por ello, reiteró que es el PSOE quien tiene la necesidad de hacer esfuerzos y de conformar mayorías porque es a quien corresponde gobernar y "buscar la estabilidad parlamentaria que requiere el Gobierno". A su juicio, el PP no mantiene una posición de "dureza o de falta de flexibilidad", sino que es "perfectamente entendible".

Por su parte, el secretario de Organización socialista, José Blanco, se mostró convencido de que el PSOE está "muy cerca" de alcanzar un acuerdo para que las mesas del Congreso y del Senado sean "plurales" y que su composición obtenga un gran respaldo parlamentario. Según explicó el dirigente socialista, hay una tradición que se ha mantenido los 30 años de democracia que indica que en la Mesa del Congreso han estado presentes al menos cuatro partidos y aseguró que el PSOE no quiere "romper con esa sana tradición" y que va a "contribuir" a que la pluralidad esté reflejada en el órgano de Gobierno de la Cámara Baja.

Aunque el PP dejó clara su oposición, Blanco dijo "confiar" en que "recapacite y corrija su errónea decisión" el lunes, cuando elija a su nueva dirección parlamentaria. En todo caso, señaló que la decisión que tomen los populares servirá al PSOE para ver si el PP inicia la legislatura "con voluntad de acordar y de dialogar" o si "simplemente tiene voluntad de imponer y pedir". Eso sí, advirtió al PP que si establece una composición determinada de la Mesa del Congreso, el PSOE -que, dijo Blanco, no tendrá la mayoría en el órgano de gobierno de la Cámara Baja- no dudará en apoyarse en sus aliados para pensar, en consecuencia, una composición distintas de las mesas de las comisiones, es decir, quitarle al PP presidencias de comisiones.

"En democracia son los votos los que deciden, si el PP con sus votos determina una composición de la Mesa, nosotros con los votos de las fuerzas que nos apoyen podremos ir determinando las composiciones de los diferentes órganos de la Cámara. Son las reglas del juego de la democracia y lo que no se puede hacer es pedir y no contribuir a un acuerdo de conjunto", afirmó Blanco, aunque admitió que en la reunión con Zaplana no se habló de las mesas de las comisiones. Del mismo modo, el portavoz del PP también señaló que en el encuentro no se habló de comisiones y tampoco se le planteó la posibilidad de ceder puesto en la Mesa del Congreso a cambio de presidencias en las comisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios