Muere el magistrado García-Calvo, uno de los detractores del 'Estatut' en el Constitucional

  • El veterano juez, vinculado al sector conservador, debutó como fiscal con brillo en 1968

El magistrado conservador del Tribunal Constitucional Roberto García-Calvo falleció ayer en Villaviciosa de Odón (Madrid) a los 65 años. García-Calvo, promovido por el Partido Popular para ocupar una plaza en el Tribunal Constitucional, fue elegido en octubre de 2001. Fue uno de los magistrados recusados por el Gobierno junto a Jorge Rodríguez-Zapata. Al estimar el Constitucional la petición, fue apartado el pasado mes de marzo del recurso del PP contra la Ley Orgánica de este órgano (LOTC), que prevé prórrogas en la Presidencia y Vicepresidencia del órgano judicial.

Roberto García-Calvo Montiel nació en La Bañeza (León) el 14 de junio de 1942. Licenciado en Derecho y Fiscal, fue número uno de la XVII Promoción de la Escuela Judicial el 23 de julio de 1968, ingresando en la Carrera Fiscal. Era uno de los puntales en la lucha contra el Estatut. Actualmente preparaba un voto particular discrepante contra la sentencia en la que el Tribunal Constitucional avalaba la constitucionalidad de la Ley contra la Violencia de Género. García-Calvo estaba de acuerdo con la constitucionalidad de la ley, pero no con los argumentos de la sentencia.

De 1989 a 1990 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial, elegido por el Senado a propuesta de Alianza Popular. Ha sido el único miembro de ambas carreras que ha ejercido como vocal de dicho Consejo. Desde 1990 ejerció como fiscal del Tribunal Supremo hasta octubre de 1995, en que fue elegido magistrado de la Sala Segunda del Supremo sustituyendo a Marino Barbero. Ha sido miembro de la Asociación de Fiscales y desde hace siete años era magistrado del Tribunal Constitucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios