López Garrido cree que la propuesta de Rajoy busca votos de la extrema derecha

  • El portavoz del PSOE en el Congreso considera que la propuesta del presidente del PP de rebajar la edad penal para los menores atiene como objetivo "arrancar" votos "a la desesperada de la extrema derecha"

Comentarios 4

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, considera que la propuesta del presidente del PP, Mariano Rajoy, de rebajar la edad penal para los menores acusados de delitos graves, tiene como objetivo "arrancar" votos, "a la desesperada, de la extrema derecha".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, López Garrido ha criticado el intento de "criminalizar a la gente que tiene muy temprana edad". "En España no existe un problema de criminalidad a los doce años, es que no existe, sencillamente". A su juicio, se trata de "una parte de una propuesta que está haciendo el PP, dirigida a la extrema derecha y a intentar, a la desesperada, arrancar algunos votos de la extrema derecha sobre la base de este tipo de propuestas que no tienen ningún fundamento".

Para el dirigente socialista, los populares pretenden "meter el miedo" a la gente y señala que "los casos que ha habido de criminalidad en España inferiores de minoría de edad, comparados con Europa, por ejemplo, es que no hay". "Hay casos que han sido muy sonados, muy periodísticos, y que han salido en los medios de comunicación. Eso no se puede convertir en categoría porque la convención de derechos del niño considera menor de edad a quien tiene menos de 18 años", subraya.

Tras recordar que la convención ha sido firmada por los españoles, ha advertido de que esa propuesta supone "salirse" de ella. En este sentido, López Garrido aboga por la reeducación ante las infracciones producidas por menores. "Es una edad en la que es mucho más fácil reeducar a la gente y la rehabilitación es uno de los objetivos de la penas en nuestra Constitución", apunta.

A su juicio, "plantear ese tipo de cosas son llamadas que no tienen ningún fundamento sociológico real". "Esto de que entren en prisión a los 18 años ya está en la legislación. Cuando un menor ha sido condenado a los 16 ó a los 17 años, cuando llegue a los 18, un juez puede decidir que entre en una cárcel, que salga de establecimientos dedicados a la reeducación de menores, en los que están privados de libertad, para ingresar en una cárcel normal", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios