Ingresan en prisión los presuntos etarras que atentaron en la T-4

  • Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, presuntos miembros del comando de ETA que atentó en 2006 en el aeropuerto de Barajas, ingresarán en prisión a la espera de que la Justicia se pronuncie sobre su entrega a España.

La Fiscalía del Tribunal de Apelación de Pau (suroeste) notificó hoy a los dos presuntos etarras las euro-órdenes españolas en su contra y ordenó su ingreso en prisión, a la espera de que la Corte decida sobre su entrega a España, según dijeron a Efe fuentes judiciales.

Tras la comparecencia ante el fiscal, ante el cual guardaron silencio, Iturbide y San Sebastián han sido trasladados a la prisión de Seysses, cerca de Toulouse, agregaron.

La Sala de instrucción del tribunal celebrará una audiencia el próximo martes para examinar las euro-ordenes.

La Audiencia Nacional de Madrid les reclama por asesinato, en relación con el atentado de Barajas que costó la vida a dos ecuatorianos, y por pertenencia a una organización terrorista, tenencia de armas y explosivos y hechos de conspiración para cometer delitos de estragos terroristas en el período 2002-2006.

Los plazos de los procedimientos de las euro-órdenes son rápidos, por lo que, aún en el supuesto de que la defensa de los dos presuntos etarras recurriera ante el Tribunal Supremo la previsible decisión de entrega a España, ésta podría tener lugar en dos meses, a juzgar por casos anteriores.

Cuando no hay recurso, el plazo de entrega suele oscilar entre unos diez días y de tres a cuatro semanas, con una media de dos semanas, indicaron fuentes judiciales.

Hace dos días, las autoridades judiciales francesas decidieron renunciar a su jurisdicción y dar cauce a las euro-ordenes españolas contra Iturbide y San Sebastián, que no estaban armados ni llevaban documentación falsa cuando fueron arrestados el pasado viernes en San Juan de Luz.

Mientras, durante la pasada noche, ingresaron en sendas cárceles de la región de París el presunto "histórico" de ETA JoséAntonio Martínez Mur y su compañera, Asunción Bengoechea, que habían dado cobijo a Iturbide y San Sebastián en su casa y que fueron arrestados junto a ellos.

Un juez antiterrorista procesó a Martínez Mur y Bengoetxea por los delitos de asociación y receptación de malhechores con fines terroristas, y, luego, un magistrado de las libertades y la detención ordenó su ingreso en prisión preventiva, tal como había pedido la Fiscalía.

El arresto de Iturbide y San Sebastián completó, según España, la desarticulación del "comando Elurra", responsable del atentado contra la terminal T-4 del aeropuerto madrileño el 30 de diciembre de 2006, que causó la muerte de dos ecuatorianos y que rompió de facto la tregua declarada por ETA en marzo de ese año.

A comienzos del mes pasado, los otros dos presuntos miembros del comando, Igor Portu y Martín Sarasola, habían sido arrestados por la Guardia Civil en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios