El Gobierno mantiene al milímetro su mensaje de firmeza contra ETA

  • Corbacho recuerda a los terroristas que no les queda otro camino que "acabar en la cárcel" tras las explosiones de San Sebastián y Arrigorriaga · Exige "respeto" frente a la lucha judicial contra la banda

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, respondió a los tres atentados de ETA en San Sebastián y Arrigorriaga reiterando que la posición del Gobierno frente a ETA es "firme y contundente", al tiempo que subrayó que "el único camino que le queda a la banda terrorista es acabar en la cárcel".

Fuentes de la Ertzaintza confirmaron la composición de los tres artefactos explosivos con los que ETA hizo su aparición en el primer día del puente de mayo. En el caso del atentado de San Sebastián, las dos bombas estaban colocadas en la parte trasera de la sede del Instituto vasco de Seguridad y Salud Laborales (Osalan), a sólo cuatro metros de distancia cada una. Uno de los artefactos explotó por completo y el otro sólo en parte. Aunque en principio no se apreciaron daños reseñables, una inspección posterior determinó desperfectos en el interior de la sede, donde, por efecto de la onda expansiva, resultaron afectados algunos techos.

Los dos artefactos explotaron sobre las 00.30, después de que un comunicante anónimo que dijo hablar en nombre de ETA alertara a las 23:20, en una llamada a la DYA de Vizcaya, de que "dos potentes bombas" harían explosión en el citado edificio. En el caso de la bomba que hizo explosión a las 00:00 en un edificio del Ministerio de Trabajo de Arrigoriaga, fue colocada un cuarto de hora antes de que explotara. No hubo aviso previo y se registraron diversos daños en el inmueble, situado en un polígono industrial, y en algunos de los vehículos estacionados en su interior.

El ministro de Trabajo e Inmigración reiteró que la posición del Gobierno frente a ETA es inamovible. Dado que los atentados podrían estar ligados al ingreso en prisión de la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro (ANV), Corbacho resaltó además que "las decisiones judiciales hay que respetarlas" y que "es inadmisible" el comportamiento de esta dirigente, quien no censuró el asesinato del ex concejal socialista Isaías Carrasco.

El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, que acudió a la sede de Osalan en San Sebastián para conocer los daños causados, denunció que la irrupción de ETA en un día "tan importante" para los trabajadores "ensombrece" esta celebración, en la que "se reivindica la dignidad en el mundo del trabajo de los hombres y mujeres de este país". Azkarraga criticó "la incoherencia que supone que pretenda defender la seguridad y la salud laboral una banda terrorista cuyo único objetivo es matar y destruir".

El alcalde de Arrigorriaga, Alberto Ruiz de Azua (PNV), calificó los daños en el edificio del Ministerio de Trabajo de "espectaculares". "Ha arrancado las dos persianas de acceso al pabellón y dentro hay varios coches afectados", explicó Azua, quien dijo haber oído la explosión cuando se hallaba en su domicilio, pese a que el polígono se encuentra a unos tres kilómetros de la localidad, e incluso pudo ver la columna de humo que ascendía desde el lugar de la explosión. Con todo, el alcalde pidió a los ciudadanos vascos que reivindiquen, con motivo del 1 de mayo, "empleo digno e indefinido", pero también que ETA "se vaya al paro definitivamente y para siempre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios