El Gobierno vasco cree que el encarcelamiento de la alcaldesa de Mondragón dificulta la paz

  • Varios encapuchados atacan cinco sucursales bancarias en la localidad vizcaína de Abadiño

El Gobierno vasco opinó ayer a través de un comunicado que la encarcelación de la alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galparsoro (ANV), "no acerca a la paz ni a la normalización política" y "forma parte de la espiral de la que tenemos que salir". El Ejecutivo autonómico señaló que la mayoría de la sociedad "ni es equidistante, como tratan algunos de proyectar, ni es insensible a la violencia ni es ajena a todo lo que sucede en su seno". Añadió que "las políticas de la vuelta atrás y del todo vale no solucionarán problema alguno" y advirtió que "las estrategias de utilización y uso de la Justicia a impulsos políticos tampoco aportan un camino de esperanza".

La encarcelación de dirigentes de Batasuna y de electos de ANV, "por más que su comportamiento ante los crímenes de ETA sea rechazable y merezca la condena moral de la sociedad, no nos acerca a la paz ni a la normalización política", razona la nota. Tras los atentados de los últimos días, "que vulneran los derechos más básicos y fundamentales", el Gobierno vasco consideró "insólito que haya personas que traten de hacerse oír en una jornada como la del Primero de Mayo, destruyendo con bombas las instituciones y los organismos dedicados a favorecer el empleo y el trabajo para todos". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió "respeto" para el auto de encarcelamiento de Galparsoro.

Continúa, entretanto, la violencia de ETA y su entorno. Abadiño (Vizcaya) sufrió en la madrugada de ayer una serie de ataques a manos de encapuchados, que quemaron contenedores y atacaron cinco sucursales bancarias causando diversos daños materiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios