Estallan dos bombas de ETA en un edificio público de San Sebastián y otro artefacto en Arrigorriaga

  • La Audiencia Nacional absuelve por cuarta vez a un etarra 'liberado' del comando Vizcaya

Dos artefactos hicieron explosión poco después de la medianoche en las inmediaciones de la sede del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (Osalan) de San Sebastián (Guipúzcoa), según informaron a Europa Press fuentes del Departamento Vasco de Interior. Poco antes se había registrado otra fuerte explosión en un pabellón industrial propiedad del Ministerio de Trabajo ubicado en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, según informaron a Efe fuentes del mismo departamento.

En las explosiones de San Sebastián, un comunicante anónimo que dijo hablar en nombre de ETA había alertado a las 23:25 en una llamada a la DYA (Asociación de Ayuda en Carretera) de Vizcaya de que "dos potentes bombas" harían explosión en el citado lugar a las 00:30.

Según indicaron a Europa Press fuentes de la DYA de Vizcaya, la llamada se realizó mediante un dispositivo de distorsión de la voz con un mensaje previamente grabado que fue reproducido en dos ocasiones consecutivas. "Escuche con atención, dos potentes bombas han sido colocadas en la sede del Osalan, en la calle Maldatxo bidea, en San Sebastián-Donostia", se decía en la llamada.

Finalmente, las dos bombas explotaron en la zona del parking del Instituto Oncológico de San Sebastián, ubicado en la calle Aldako-enea de San Sebastián, en las proximidades de la sede de Osalan y cerca de los juzgados y la estación de Renfe. Al lugar se trasladaron agentes de la Ertzaintza, aunque en principio parecía que los daños materiales no eran de gran importancia.

La explosión de Arrigorriaga se produjo en torno a la medianoche y no había sido anunciada previamente. El atentado se produjo en un pabellón, propiedad del Ministerio de Trabajo, ubicado en el polígono industrial Martiartu, del barrio del mismo nombre del municipio de Arriogorriaga.

Por otra parte, un presunto miembro del comando Vizcaya, Gorka Lupiáñez Mintegui, detenido en diciembre del pasado año, ha vuelto a ser absuelto por la Audiencia Nacional. Ésta es ya la cuarta vez que el etarra se libra de una condena de este órgano judicial. En esta ocasión, la Sección Primera de lo Penal le absuelve a él y a otros ocho jóvenes y condena a cinco por actos de kale borroka en Vizcaya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios