CiU dice que ser nación implica la bilateralidad con el Estado

  • El borrador de la sentencia del TC sobre el 'Estatut' admite la definición de Cataluña recogida en el preámbulo

El presidente de CiU, Artur Mas, consideró ayer que no tendría sentido que el Tribunal Constitucional (TC) aceptara el preámbulo del Estatut, en el que se establece que Cataluña es una nación, pero negara la bilateralidad de las relaciones con España. "Es evidente que ser nación comportaría la relación bilateral con el Estado", recalcó.

El periódico La Vanguardia avanzó ayer que el borrador de la sentencia del TC sobre la constitucionalidad del Estatut admitiría el uso del término nación en el preámbulo, ya que esta parte de la norma carece de efectos jurídicos reales, aunque eliminaría la bilateralidad entre Cataluña y el Estado.

El texto del Estatuto de Autonomía utiliza la fórmula indirecta de citar que el Parlament , recogiendo el sentir de la ciudadanía, "ha definido" a Cataluña como nación. El texto añade a renglón seguido que la Constitución española reconoce esa "realidad nacional" catalana como "nacionalidad", lo que entroncaría con el artículo 2 de la Constitución que reconece la existencia de "nacionalidades" al tiempo que consagra la indisoluble unidad de la nación española.

"Ojalá el término nación esté reconocido y aceptado", deseó Mas, quien consideró que "esta combinación triple entre nación en el preámbulo, símbolos nacionales en el articulado y derechos históricos de Cataluña es muy interesante y favorable". Para el líder de CiU, "una nación debe poder hablar de tú a tú con quien sea necesario, también con el Estado al que pertenece". Además, opinó que hay que optar por la prudencia ante las informaciones aparecidas en la prensa: "El TC últimamente ha estado muy marcado por los intereses partidistas del PP y el PSOE, y creo que hay que esperar, porque esto es aún prematuro".

"Ojalá que no se toque ni una coma de este Estatut, porque ha sido refrendado por el pueblo de Cataluña y aprobado por el Parlament después de una negociación en las Cortes españolas". El Estatut "ha pasado todo tipo de filtros jurídicos y democráticos; por tanto, que no lo toquen", pidió.

El líder de la federación opinó que la bilateralidad es "especialmente" importante en la negociación del nuevo sistema de financiación para que Cataluña "no tenga que estar mezclada siempre con el café para todos de las comunidades autónomas restantes". Esto, a su juicio, "no quiere decir dar la espalda a la solidaridad" sino "negociar de tú a tú sin tener que pertenecer a este totum revolutum de las autonomías".

En todo caso, la sentencia sobre el Estatut será votada globalmente y el equilibrio de fuerzas en el Constitucional parece ser de empate a cinco entre quienes estarían a favor de la constitucionalidad y los magistrados que están en contra. El voto del vicepresidente, Guillermo Jiménez, podría inclinar la balanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios