La Audiencia Nacional confirma la prisión sin fianza dictada contra Severo Moto

  • La Audiencia Nacional considera que puede haber "vinculación" del opositor en el exilio "a la trama de adquisición y traslado" de armas a Guinea Ecuatorial para llevar a cabo allí un golpe de Estado

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmó hoy la prisión incondicional sin fianza dictada el pasado 16 de abril por el juez Fernando Andreu contra el opositor guineano en el exilio Severo Moto, por un delito de tráfico de armas, al considerar que las conversaciones que mantuvo con otros imputados en la causa constituyen "motivo suficiente" para acordar esta medida.

Según el auto de la Sección, hecho público hoy, estos diálogos "sugieren vinculación" de Moto "a la trama investigada de adquisición y traslado" de armas a Guinea Ecuatorial con objeto de llevar a cabo allí un golpe de Estado. Los magistrados destacan además la existencia de riesgo de fuga del imputado. Deniegan la puesta en libertad de Moto debido "tanto a la gravedad penológica en abstracto como a las oportunidades de abandonar el territorio nacional".

El juez Andreu decretó en abril el ingreso en prisión del presidente del autoconstituido Gobierno en el Exilio por un delito de tráfico de armas de guerra. Según reveló entonces en un auto, un empresario catalán, Francisco Javier Roselló Sumoy, financió el envío de armas a Guinea Ecuatorial con objeto de llevar la acción contra el Gobierno del presidente Teodoro Obiang después de que el opositor guineano en el exilio después de que Moto le prometiera "un trato de favor en explotaciones empresariales en caso de llegar al poder en Guinea Ecuatorial".

Tanto Roselló como su hombre de confianza, el también español Antonio María Nogués, y otro ciudadano guineano Damián Motu Ngema, alias 'Muti', se encuentran también encarcelados. 'Muti' se encargó de la adquisición de las armas y las ocultó en un vehículo, que fue desplazado hasta la localidad tarraconense de Riudoms por un ciudadano andorrano. Se ocupó también de concretar el traslado del material a Guinea Ecuatorial

Después Moto encargó a Nogués el desplazamiento del coche hasta las instalaciones del Puerto Marítimo de Sagunto (Valencia) desde donde debían salir las armas con destino a Malabo a través de la compañía Best Cargo Service S.L. En el interior del coche se localizaron un fusil de asalto marca CETME, un fusil marca MAUSER, una pistola Colt, un cargador de pistola semiautomática y varios cartuchos, aclaraba el auto.

Según explicaba el juez, Moto contaba con la ayuda financiera de Roselló que encargó. La relación del opositor guineano con este envío quedó demostrada a través de la intervención de sus conversaciones telefónicas. "No sólo era plenamente conocedor de la compra y envío de armas a Guinea Ecuatorial sino que él mismo coordinaba y daba instrucciones a los demás implicados a fin de realizar dicho tráfico".


Conversaciones telefónicas

"Moto no pudo dar explicación alguna sobre el sentido de sus numerosas conversaciones con Javier Roselló, en las que se viene a referir tanto a la adquisición del vehículo como la de las armas y la búsqueda de personas que pudieran utilizar las mismas", añadía el magistrado. En su opinión resultaba "muy difícil de creer que una persona hable a otra en un lenguaje convenido y ésta le responda con total naturalidad", dice.

A pesar de ello, durante la vista de apelación sobre la prisión el abogado defensor del opositor sostuvo ante la Sección Tercera que los informes policiales que propiciaron la detención de Moto se basaban "en un creativo análisis de las conversaciones telefónicas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios