El segundo semestre salva en parte el año en la lonja pesquera

  • Se reducen las ventas con respecto a 2006, pero en un porcentaje menor que en otros puertos. Hasta noviembre, se comercializaron más de 5,2 millones de kilos

El sector pesquero ha salvado un año que apuntaba a que iba a ser desastroso. Las capturas logradas en el segundo semestre del año han servido para llegar a unas cifras de negocio parecidas al ejercicio anterior. Según los datos de la Consejería de Agricultura y Pesca, hasta el pasado mes de noviembre se subastaron en la lonja algo más de 5,2 millones de kilos de pescado, lo que supuso un volumen de ventas de 8,4 millones de euros. Estas cifras son sensiblemente menores a las del año 2006, pero hay que tener en cuenta que a las de 2007 hay que sumar las capturas del mes de diciembre, cuyos datos aún no han sido facilitadas por la Junta de Andalucía.

El año comenzó con malos augurios para el sector. En los cinco primeros meses del año apenas se habían alcanzado los dos millones de capturas vendidas en lonja, un barrera de la que no se había bajado en años anteriores. Sin embargo, la situación mejoró en parte con una recuperación en los meses previos al paro biológico (que dejó en blanco parte de octubre y casi todo el mes de noviembre).

La lonja portuense sigue siendo una de las cinco salas de ventas más importantes de la comunidad autonóma. Supera en volumen de ventas a otras de la provincia como Bonanza (Sanlúcar) o Barbate. Sin embargo el puerto sanluqueño tiene un mayor volumen de negocio ya que moluscos y crustáceos alcanzan un elevado precio en las ventas. Estas especies se comercializan en un menor porcentaje en la sala portuense (donde se vende mayormente boquerones, sardinas y caballas). En cambio, la lonja más importante en la provincia es la de Cádiz, que este año ha sufrido un importante descenso en las capturas, pasando de 9,6 millones de kilos en 2006 a 7,1 millones de kilos hasta octubre del pasado año. Otros puertos andaluces también han sufrido importantes descensos como el de Almería. En cambio han subido en actividad las lonjas onubenses de Isla Cristina y Punta Umbría.

Mientras, la actividad en la sala de mayoristas sigue siendo notablemente superior a la de la lonja. Hasta noviembre, en la también llamada sala de segundas ventas se comercializaron 6,1 millones de kilos de pescado por un valor de más de 22,4 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios