"La delincuencia ni se crea ni se destruye, simplemente se traslada"

  • El índice de delitos ha descendido a lo largo del pasado año aunque la barriada de José Antonio sigue siendo el punto negro de la ciudad, un problema que no tendrá fin únicamente con medidas policiales

Comentarios 3

Lleva poco más de un año al frente de la Comisaría portuense y en estos meses ha habido un poco de todo, con algunos sucesos de gran trascendencia, el último de ellos el registrado esta misma semana con la muerte de una mujer a manos de su marido.

-¿Qué balance puede hacer de este año al frente de Comisaría?

-Ha sido un año de mucho trabajo pero creo que ha sido positivo. Las estadísticas dicen que ha bajado el número de delitos y yo me siento satisfecho, aunque siempre se puede mejorar. Estoy muy contento con la plantilla y con el ambiente de trabajo en la Comisaría.

-¿Somos una ciudad insegura?

-No, estoy convencido de que es una ciudad bastante segura, aunque haya hechos puntuales que puedan hacer creer lo contrario. Ha habido algunos atracos, robos, pero no se ha detectado la actuación de bandas organizadas. Hay muchas ciudades con una inseguridad mucho mayor.

-El suicidio de un sospechoso en comisaría el pasado mes de abril, el marido de la venezolana Betsabé Allaín Robles, fue uno de los episodios más graves a los que ha tenido que enfrentarse. ¿Está cerrado ya el caso?

-La investigación interna está cerrada pero a la espera de que se produzca la resolución judicial. Hay un expediente disciplinario abierto a expensas de dicha resolución, que se aplicará si el juzgado determina que hubo una negligencia. Lo único que sabemos es que Juan Miguel Villar consiguió suicidarse con un cinturón en el calabozo, pero no sabemos cómo ni dónde lo llevaba, ya que fue cacheado y así lo recogieron las cámaras de vigilancia. Los detenidos por asuntos pasionales muchas veces son gente sin antecedentes que no se sabe cómo va a reaccionar, necesitarían atención psicológica permanente porque se convierten en personas enfermas que si no intentan suicidarse en el calabozo a veces lo intentan después en la cárcel.

-Volviendo al estado de la ciudad, la barriada de José Antonio sigue siendo uno de los puntos problemáticos. ¿Qué se puede hacer?

-La barriada se cerró a cal y canto durante varias semanas y se logró disminuir la afluencia de personas. Ahora esta afluencia está más controlada y se detectan más fácilmente los puntos de venta, con gente que trabaja de paisano en la zona. Se trata de ir desmontando puntos de venta aunque es algo que no tiene fin, se desmonta uno y aparece otro, debido a la concentración de traficantes.

-¿Ha mejorado la situación en José Antonio y Los Milagros?

-Los índices de delincuencia se han reducido, aún con un aumento de población en la ciudad. Ha mejorado la situación en la medida en que hay menos peleas y menos presencia de compradores, debido al dispositivo de vigilancia que no ha desaparecido desde que se inició. De todas formas, como decimos en la Policía, la delincuencia ni se crea ni se destruye, simplemente se traslada, de ahí la conveniencia de tomar medidas más allá de las policiales para erradicar los problemas de esos barrios. La situación mejorará cuando se descentralice el tráfico de drogas en esa zona, una vez que se pongan en marcha los planes previstos por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento.

-¿Hay otros puntos de venta de drogas en la ciudad?

-Hay algunos, sobre todo en La Inmaculada.

-¿Cómo son las relaciones con los demás cuerpos de seguridad?

-Muy buenas. Hemos creado unas mesas técnicas que se reúnen de forma periódica y las centralitas del 091 y 092 están en contacto directo. Muchas veces pedimos refuerzos al 092 para algunas actuaciones por ejemplo en José Antonio. Tratamos de estar bien organizados.

-¿Cómo está la Comisaría en cuanto a personal?

-La plantilla está ahora mismo en torno al 90 por ciento, hemos pasado de tener 280 agentes a contar con 417, aunque aún faltan algunos para cubrir todas las plazas.

-¿Y de medios materiales?

-Contamos con cinco nuevos coches patrulla que funcionan las 24 horas y aún faltan algunos vehículos camuflados por recibir.

-¿Ha supuesto algún inconveniente la apertura de un nuevo centro penitenciario?

-No ha traído consigo un incremento de los delitos, como se temía en algunos sectores, aunque sí supone más trabajo para nosotros, entre otras cosas por las visitas que reciben determinados presos que por razones de seguridad deben ser vigiladas.

-La Comisaría se queda pequeña. ¿Qué planes de futuro hay?

-Los terrenos de la nueva Comisaría ya están previstos y es cierto que la Comisaría se ha quedado pequeña. El proyecto está hecho y falta dotarlo de presupuesto. Lo que sí está ya prácticamente en marcha es la creación de la nueva oficina del DNI, que irá situada justo enfrente del edificio de Comisaría, en las antiguas dependencias de la Seguridad Social. La reforma está a punto de comenzar y probablemente estén listas antes del verano. Con el desalojo de las oficinas donde actualmente se tramita el DNI y los pasaportes queremos crear una zona de atención al ciudadano que permita separar la atención al público de otras actividades propias de la Comisaría. Ahora mismo se utiliza para todos los trámites la misma puerta por la que acceden los detenidos y con la reforma queremos situar la oficina de denuncias en una zona más accesible, con entrada por la puerta principal desde la avenida de la Constitución, de manera que mejore la imagen del servicio.

-En pocas semanas se celebra una nueva edición de la motorada. ¿Habrá más refuerzos este año?

-Yo soy optimista, creo que el planteamiento que ya se puso en marcha el año pasado es el adecuado, siempre en coordinación con la Policía Local y Protección Civil. El año pasado la zona que quedó más desprotegida fue la del centro comercial El Paseo, zona que se reformará este año, lo mismo que Bahía Mar, La Puntilla y Pozos Dulces. El año pasado el resultado del dispositivo de seguridad fue positivo y descendieron de forma importante los robos de motos, pasando de más de 80 a unas 20 denuncias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios