El colegio Costa Oeste costará al menos 440.000 euros más de lo previsto

  • Los problemas a causa de una duna han obligado a modificar el proyecto y a construir un muro de contención que no estaba en el proyecto inicial · La Junta afirma que las clases empezarán en septiembre

El nuevo colegio público de la Costa Oeste va a salir más caro de lo previsto. A los 2.200.000 euros de presupuesto inicial habrá que añadirle ahora un 20% más, como mínimo, a raíz de la necesidad de modificar el proyecto inicial. Y es que durante el transcurso de los trabajos estos se fueron complicando por tratarse de un suelo muy arenoso y por la presencia de una gran duna que ha habido que contener para evitar su avance. Así, los responsables de la Consejería de Educación y de la obra acordaron la construcción de un muro de contención junto a las instalaciones, que ahora se está ejecutando y que afectará presupuestariamente a todo el proyecto, ya que habrá que añadir al menos unos 440.000 euros más.

El delegado provincial de Educación, Manuel Brenes, hizo ayer un alto en sus vacaciones para visitar las obras del colegio, que como volvió a asegurar estará parcialmente en marcha para el comienzo del curso escolar, el 15 de septiembre. Brenes estuvo acompañado del gerente del departamento de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE Andalucía), Fernando Ameyugo, que destacó la labor desarrollada por la empresa adjudicataria, Istem, teniendo en cuenta los problemas técnicos que habían surgido durante la obra.

Manuel Brenes, que ya estuvo visitando las obras hace poco más de quince días en compañía de algunos padres de niños que acudirán a este colegio, insistió en que para este curso escolar sólo se necesita tener en funcionamiento nueve aulas, seis para Educación Infantil y tres para Primaria, aulas que aseguró que estarán listas para el comienzo de curso. Estas aulas se ubican en la planta baja del edificio, prácticamente terminada a falta de la pintura y la colocación de los sanitarios. El comedor también estará listo para esa fecha, aunque el delegado no se pilló los dedos con respecto a su entrada en funcionamiento, ya que como dijo "es un servicio nuevo y es normal que se retrase unos días".

Con respecto al resto del colegio, ni el delegado, ni el gerente de ISE Andalucía ni los responsables de la obra avanzaron ninguna fecha de posible terminación, aunque a simple vista se ve que queda obra para rato. "La Delegación necesitará el resto del colegio para septiembre de 2009", dijo Brenes, insistiendo en que lo verdaderamente importante era tener listas las nueve aulas que harán falta este curso. "Los alumnos y los profesores ni se enterarán del resto de las obras", dijo.

Mientras duren los trabajos en el resto del colegio, todos los alumnos tendrán que realizar la entrada al centro por la calle Mar de Bering, en la parte baja del colegio, entrada que en un futuro estará reservada a los alumnos de Infantil, mientras que el resto de los niños accederán por la entrada desde la zona superior del colegio. También aseguró el delegado que estará terminado para el inicio del curso el patio de recreo de los niños de Infantil, que provisionalmente tendrán que utilizar también los alumnos de Primaria.

El delegado anunció que a principios de septiembre realizará una nueva visita a las instalaciones, en este caso acompañado de miembros de la asociación de padres de alumnos. Brenes evitó dar su opinión sobre la decisión de los padres de dotar a los alumnos de uniforme, aun tratándose de un centro público, pero dijo que era una decisión del Consejo escolar en la que la Delegación no pensaba inmiscuirse. El colegio contará también con el servicio de Aula Matinal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios