La Policía Nacional encontró un arma en el registro del domicilio

  • Los agentes estaban alerta desde por la mañana de que algo podía ocurrir en Los Milagros por la llamada de un miembro de la familia que después se atrincheró

La barriada de Los Milagros se recuperaba ayer poco a poco del susto vivido durante cerca de cuatro horas en la tarde anterior, cuando una pelea entre dos clanes se saldaba con varios disparos y el cierre de la zona por parte de la Policía Nacional.

Según pudo ayer saber este periódico, ya desde por la mañana los agentes tuvieron conocimiento de que algo podría estar cociéndose en la barriada, debido a una llamada registrada en la centralita de la Comisaría por parte de un miembro de la familia que posteriormente terminaría atrincherándose en una vivienda del bloque 4 de la calle Virgen de la Paz. Esa llamada alertaba a la Policía de una amenaza con armas en la calle, por lo que posteriormente, ya por la tarde, cuando se produjeron los hechos, la intervención policial fue muy rápida tras el aviso de los vecinos.

Sobre las diez y media de la noche del jueves fue cuando la Policía Nacional obtuvo la orden de registro que le permitió acceder al domicilio en el que se refugió una de las familias, y en el que encontraron varias armas blancas y una pistola. Precisamente por la tenencia de la pistola es por lo que cinco miembros de una misma familia estuvieron ayer retenidos en Comisaría prestando declaración, aunque en principio no había otros cargos contra ellos, aunque la investigación continuaba en marcha ayer al cierre de esta edición.

La Policía Nacional había encontrado evidencias de disparos en las calles de Los Milagros, tal y como habían denunciado algunos vecinos de la zona.

La presencia policial en la zona fue impactante durante toda la tarde, entre las cinco de la tarde y casi las nueve de la noche, ya que se temía que los atrincherados pudieran hacer uso de armas de fuego. Incluso se llegó a alertar al Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de Sevilla para que estuviera preparado para actuar en caso de necesidad. Es el segundo gran dispositivo policial que se despliega en la zona en pocos meses, ya que el anterior se registraba hace poco más de un mes en la cercana barriada de José Antonio con motivo de la detención de un clan que se dedicaba al tráfico de drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios