IU lamenta que Ybarra valore más la labor de un cargo de confianza que la de un concejal electo

  • Los socialistas consideran "una indecencia" la propuesta del aumento de sueldos municipales

Comentarios 2

Los grupos municipales de Izquierda Unida y PSOE han vuelto a salir al paso de la propuesta tratada en la última junta de portavoces referente al aumento de sueldo de varios cargos de confianza, así como a la de equiparación de sueldo de varios ediles del equipo de gobierno con los tenientes de alcalde con dedicación exclusiva. La portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Pepa Conde, lamentó ayer las palabras de la primera teniente de alcalde, Patricia Ybarra, quien señaló en un comunicado que un cargo de confianza tiene "incluso más responsabilidades" que un concejal de la oposición. Estas declaraciones, en opinión de Conde, suponen un claro agravio a la voluntad democrática de los portuenses y "un desprecio absoluto por la oposición", recordando que los cargos de confianza no tienen que dar cuentas ante los ciudadanos de su gestión y sí los concejales que han sido elegidos democráticamente. "Ya sabemos cuál es el valor que le da Ybarra a la democracia", espetó Conde. La portavoz de IU recordó además que el asunto de la liberación de un edil de cada grupo de la oposición, que el gobierno local quiere incluir en el mismo paquete que la subida de sueldos propuesta, "ya fue un asunto que se planteó al final de la legislatura, retomándose al principio de esta nueva etapa, aunque no fue posible incluir la medida en los presupuestos prorrogados de 2007 y se nos dijo que se dejaría para las cuentas de 2008". Para Conde, ahora el equipo de gobierno quiere hacer a la oposición "chantaje político", asegurando que su grupo no está dispuesto a aceptarlo.

Por su parte el portavoz del grupo municipal socialista, Ignacio García de Quirós, insistió ayer en que la propuesta del equipo de gobierno "carece de ética y también de estética, ya que es una indecencia que lo primero que hagan sea subirse el sueldo, mientras que los que tienen auténticas necesidades pagan los impuestos".

El portavoz socialista considera, además, que "chantajear de esta manera a los grupos de la oposición para que hagan lo que a ellos les interesa es una clara muestra de la actitud del PP, que utiliza métodos antidemocráticos para conseguir sus espurios objetivos". El PSOE afirma que "el PP local está pidiendo un rechazo ciudadano a una política rancia, que se basa en el ordeno y mando y en la prepotente creencia de que el Ayuntamiento es su cortijo, un cortijo que no saben gestionar", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios