Golf El Puerto culpa al Consistorio de los retrasos en el pago de impuestos

  • La propietaria del campo de golf apunta que abonó la tasa de tramitación de licencia y el impuesto de construcciones "cuando les fueron notificados por la administración"

La sociedad promotora del campo de golf de la carretera de Sanlúcar, Golf de El Puerto, indicó ayer que el retraso en el pago de las tasas e impuestos municipales para la obtención de la licencia con la que construyó esta instalaciones no le es imputable, sino que el responsable es el Ayuntamiento. En un comunicado remitido en la tarde de ayer a este periódico, la sociedad apunta que se "liquidó los impuestos cuando fueron notificados por la administración". Añade que el retraso en el pago fue debido a una controversia surgida entre la promotora y el Ayuntamiento por el coste real de la construcción del campo de golf (en función de ello se determina la cuantía de los tributos municipales).

Fue el 23 de septiembre de 2001 cuando Golf de El Puerto solicitó la concesión de la licencia municipal para la construcción del campo de golf. En ella señalaba que el presupuesto previsto de la obra sería de 1.147.197,19 euros. Según la promotora, "no es requisito legal para la concesión de una licencia de obras el pago previo por el solicitante de los impuestos correspondientes".

Sin embargo, este periódico puede afirmar que Golf El Puerto debería haber pagado la tasa de tramitación de la licencia urbanística cuando presentó el proyecto, trámite que no cumplió. Es más, la ordenanza municipal que regula esta tasa establece en su artículo nueve que todos los interesados en obtener una licencia urbanística deben ingresarla en la caja municipal "con carácter previo" o en el momento de la presentación del proyecto ante el registro municipal. Sin embargo, Golf El Puerto la abonó el 20 de diciembre de 2002, un año y tres meses después de cuando debía haberlo hecho. Sin embargo, esto no fue óbice para que el Ayuntamiento le concediera la licencia. También se retrasó en el pago del impuesto de construcciones. Se sobrepasó, y con creces, el periodo de 10 días que regulaba el impuesto de construcciones.

Estas irregularidades en la concesión de la licencia, negadas por la promotora del campo de golf, han trascendido a resultas de un informe que elaboró meses atrás el interventor municipal, Juan Raya, a petición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de El Puerto. Su magistrado instruye diligencias previas por un supuesto delito de prevaricación en la concesión de la licencia. Por el momento, están imputados el ex alcalde Hernán Díaz y los ex concejales Pedro Alamillos, María del Carmen Díaz y José Joaquín Jiménez Portela.

Golf El Puerto argumenta también el retraso en que había "discrepancias" en el cálculo de las tasas y de los impuestos por un "error" del Ayuntamiento en la estimación del coste de la construcción del campo de golf. El 22 de septiembre de 2001, la propietaria de las instalaciones solicitó por escrito la autorización valorando el proyecto en 1.550.707,79 euros. Sin embargo el Consistorio lo autorizó apuntando que las obras tenían un coste de 1.764.238,19 euros (no ha trascendido los motivos de este incremento).

No fue hasta el 30 de septiembre de 2002 cuando se practicaron las liquidaciones a Golf El Puerto, tanto de la tasa de tramitación de licencia como la del impuesto de construcciones. El 5 de noviembre, Ramón Marrero (uno de los principales accionistas de la promotora del campo de golf) presentó un recurso de reposición a las liquidaciones, una reclamación que fue aceptada por la Comisión de Gobierno el 19 de diciembre de ese año. Un día después, Golf El Puerto pagó ambos tributos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios