División entre la plantilla de Golf El Puerto ante la convocatoria de huelga

  • Una docena de trabajadores salen en defensa de la empresa mientras que otros once siguen adelante con las protestas

Comentarios 5

Parte de la plantilla de Golf El Puerto se concentró ayer ante las instalaciones de la empresa, en la carretera de Sanlúcar, para protestar por el bloqueo de las negociaciones del convenio colectivo. La concentración no ha sido secundada por toda la plantilla, ya que como aseguraban una docena de trabajadores en un escrito "la mayoría de la plantilla exige la desconvocatoria de la huelga y la revocación del delegado de Personal".

La huelga está prevista para mañana viernes y los días 1, 2 y 5 de septiembre, si hoy mismo no se alcanza un acuerdo ante el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla), en el que están citadas las partes. El motivo de las movilizaciones es la falta de avances en la negociación del convenio colectivo, que no existe como tal ya que la plantilla se rige por convenio de Deportes, que según Comisiones Obreras está derogado desde el año 92, aunque es el que se sigue aplicando. Curiosamente los trabajadores que secundan la protesta no piden medidas de tipo económico, sino que quieren que se reflejen por escrito sus derechos sociales al margen del convenio ya obsoleto del año 92.

En la nota emitida ayer por una parte de los trabajadores se indica que no están de acuerdo con las medidas de protesta porque consideran que "se está deteriorando la imagen de la empresa en unos momentos de crisis generalizada", e insisten en que las movilizaciones han sido planteadas por el delegado de Personal y diez trabajadores del área de mantenimiento. También señalan que mediante la aplicación del convenio colectivo de Deportes se han ido adaptando cada año los incrementos del IPC en sus retribuciones. Este grupo pide la revocación del delegado de personal por considerar que no defiende los intereses del conjunto de los trabajadores.

Por su parte el delegado de personal, José Manuel Doña, insiste en que no les ha quedado más remedio que convocar estas movilizaciones "ante la cerrazón de la empresa a negociar un convenio propio". Desde Comisiones Obreras añaden que posiblemente esta negativa se debe a que la empresa quiera garantizarse la posibilidad de poder subcontratar la gestión del campo de golf en un futuro, algo que resultaría más difícil con un convenio propio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios