El Puerto

Critican que dejaran solos en Los Milagros a estudiantes en prácticas

  • El sindicato de Policía Local denuncia que sus mandos dejaron sin protección a tres alumnos de Criminología

El sindicato de Policías Locales de El Puerto UPLB-A ha criticado que mandos de la Jefatura dejaran solos en la Barriada de los Milagros a tres jóvenes de 20 años, estudiantes de Criminología en la Facultad de Derecho de Jerez, de la Universidad de Cádiz (UCA) que fueron a dicha barriada a realizar un trabajo fin de carrera. Según explica la UPLB-A, la Jefatura tiene un convenio con la UCA para que los alumnos que cursan Criminología realicen prácticas dirigidas y tuteladas en la Jefatura de Policía Local de El Puerto, "siempre con la supervisión y el acompañamiento de un funcionario policial de carrera".

Sin embargo, el martes pasado el subinspector de atestados encargado de tutelar las prácticas "decidió ordenar a tres de los alumnos pasearse sin seguridad policial ni funcionario acompañante, por las calles de esta conflictiva barriada y visitar las viviendas de los bloques para crear un censo y hacer un cuestionario para un trabajo de investigación, sin supervisión ni protección de ningún policía". Los tres estudiantes, apunta la nota, desconocían la problemática de Los Milagros donde se han producido reyertas con armas de fuego y cuchillos entre clanes de la droga, dándose la circunstancia además de que tampoco tienen experiencia para manejarse en situaciones comprometidas.

Según denuncia la sección sindical, tanta indefensión sufrieron los estudiantes, que cuando llegaron a la Jefatura después de entrevistarse con los vecinos de esta barriada "estaban muy asustados y nerviosos por la situación de peligro que habían vivido". Uno de los alumnos explicó alarmado cómo estando allí un vecino se les acercó apresuradamente para advertirles que no entraran en uno de los bloques por el peligro que podían correr si lo hacían. Además, la sección sindical afirma que otro de los alumnos ha recibido una llamada telefónica de un vecino "interesándose por su persona, así como por la actividad que estaban realizando, con tono amenazante". El alumno "se ha sentido violentado por esta llamada y asustado por los acontecimientos". Según UPLB-A la labor de tutelar a los alumnos estaba encomendada al subinspector de atestados, "desconociendo a día de hoy si esta acción de temeridad llevada a cabo por los dirigentes de esta Jefatura, fue consecuencia de una orden suya o del Intendente Jefe", o si hay responsables políticos. La UPLB-A afirma que los estudiantes han podido correr un grave peligro, por lo que pide que se depuren responsabilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios