Conde pide al Ayuntamiento que intervenga en el caso de Gecosol

  • La edil recuerda que los terrenos sobre los que se levanta la residencia son municipales

Comentarios 4

La portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Pepa Conde, salió ayer al paso de la última denuncia formulada por familiares de ancianos sobre el funcionamiento de la residencia geriátrica Gecosol, ubicada en Valdelagrana. Como publicó este periódico en su edición de ayer, la denuncia la formuló ante el Juzgado número 5 de los de la ciudad la familia de Manuela Ullén, una mujer de 82 años que ingresó el pasado 5 de agosto, tras haber estado tres años en lista de espera para acceder a una plaza en una residencia pública. La familia se quejaba de que la mujer recibió un trato "poco adecuado", denunciando aspectos como "falta de higiene" o dejadez".

Para Pepa Conde, "esta nueva denuncia viene a confirmar lo que llevamos varios meses diciendo, las deficiencias que presenta este centro sobre todo en lo referente a la falta de personal, y sin embargo la Junta de Andalucía todavía no ha tomado cartas en el asunto ni ha emprendido medidas de control". La residencia mantiene un concierto con la Junta de Andalucía para la oferta de plazas públicas, si bien el centro es privado y también oferta servicios de pago.

Izquierda Unida remitirá ahora esta nueva denuncia tanto a la Consejería como a la Delegación Provincial de Asuntos Sociales, así como al Defensor del Pueblo Andaluz. La edil Pepa Conde también anunció que pedirá en pleno que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto, ya que como recordó "los terrenos sobre los que se levanta la residencia fueron una cesión municipal y mediante un convenio el Ayuntamiento tiene la potestad de reservarse el uso de algunas plazas".

Ya son varias las denuncias presentadas en los últimos meses en contra de esta residencia, casi todas ellas por la falta de personal que conlleva que los ancianos no estén correctamente atendidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios