CC.OO. denuncia a GSC por "acosar" a los trabajadores con sanciones

  • Los empleados de la concesionaria del mantenimiento de pinares y playas aseguran que recibieron amenazas de despido por parte de Antonio Caraballo

La plantilla de la empresa GSC, que tiene la concesión del mantenimiento de pinares públicos y de playas, estudia posibles movilizaciones ante el "acoso" que aseguran sufrir por un "claro abuso" del régimen disciplinario de su convenio colectivo.

Según el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.), los empleados están atravesando por una difícil situación desde hace unos meses. A estas sanciones disciplinarias que se han impuesto a algunos empleados (sin motivos que la justifiquen, a juicio del sindicato) se suma supuestos incumplimientos del convenio colectivo en materia de seguridad, trabas a la labor de los representantes de los trabajadores así como incumplimientos en el pliego de condiciones por el que se rige la concesión municipal de la limpieza de pinares y el mantenimiento de las playas. Todo esto ha motivado que el sindicato haya preparado una denuncia contra GSC que presentará en próximos días en el Servicio de Inspección de Trabajo de la Junta de Andalucía.

El sindicato apunta que el acoso con las sanciones se inició después de un incidente que tuvieron los trabajadores con el jefe de servicio del Área de Medio Ambiente, Antonio Caraballo. Éste, según la versión de Comisiones Obreras, amenazó a algunos empleados con despedirlos acusándolos de bajo rendimiento en su puesto de trabajo. Días después, los empleados de GSC firmaron un escrito de denuncia contra Caraballo ante los directivos de la empresa. Fue entonces cuando comenzaron las sanciones.

Otro de los hechos que denuncia el sindicato es que se está incumpliendo el procedimiento acordado en convenio para contratar a la plantilla que forma parte del grupo de fijos discontinuos.

Según CC.OO., no se está empleando en función de la antigüedad en la empresa sino a la libre disposición de los responsables de la compañía así como del Área de Medio Ambiente.

Para la próxima semana, los trabajadores se reunirán en asamblea para decidir si toman o no medidas de protesta contra esta actitud de la empresa, a la que acusan de no querer sentarse con sus representantes para resolver el conflicto surgido. De hecho han solicitado reunirse en varias ocasiones con los responsables, sin que hayan recibido contestación.

Según el convenio colectivo, GSC cuenta en la actualidad con una plantilla base de 22 personas repartidos entre la limpieza de playas, el mantenimiento de pinares y los servicios administrativos. A esto hay que sumarle una bolsa de fijos discontinuos de 19 personas (contratados en la temporada alta de playas) así como 26 trabajadores con contratos eventuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios