Alertan del deterioro que sufren las ruinas del castillo de Santa Catalina

  • Los ecologistas avisan de que la limpieza realizada en verano será "improductiva"

Comentarios 3

Ecologistas en Acción ha enviado un escrito al Ayuntamiento en el que alertan del estado en que se encuentran las ruinas del castillo de Santa Catalina y todo su entorno. El colectivo ecologista pide a la Administración que ponga remedio ante el progresivo deterioro que sufre la zona, después de que este verano se procediera a limpiar de vegetación el enclave con la intención de poner en valor este importante conjunto arquitectónico y paisajístico. No en vano, el castillo de Santa Catalina está catalogada como Bien de Interés Cultural.

Los ecologistas piden a las administraciones que lleven a cabo medidas como continuar con obras de restauración de las ruinas, instalación de vallas y la asignación de vigilancia para evitar actos vandálicos o, incluso posibles accidentes.

Los trabajos que se realizaron este verano consistieron en la limpieza de la excesiva vegetación cuyas raíces, con el paso del tiempo y el abandono, habían perjudicado notablemente la estructura del castillo. También, todo coordinado por la Consejería de Medio Ambiente, se creó una especie de corredor verde para proteger el hábitat del camaleón común. Sin embargo, como apuntan los ecologistas, si dichos trabajos no tienen ninguna continuidad, pues desde verano no se ha hecho nada al respecto, podrían incluso volverse contra su intención inicial, ya que la estructura se encuentra ahora más desprotegida. Para Ecologistas en Acción, el hecho de que no se haya vuelto a actuar en la zona puede conseguir que la inversión y el trabajo sean "improductivos". Por eso, señalan que si no hay presupuesto para mantener su estado, las obras de limpieza "no se deberían haber hecho".

Al mismo tiempo, el colectivo conservacionista ha alertado de que hay partes del edificio que aún queda en pié que se encuentran en malas condiciones, sugiriendo, a la vez, que se apuntalen o se calcen los muros y vanos que pudieran provocar accidentes.

En los próximos días, reenviarán el mismo escrito a la Delegación provincial de Cultura, por ser también responsable del edificio, como Bien de Interés Cultural que es.

La propia delegada de Cultura, cuando visitó las ruinas mientras se ejecutaban las labores de limpieza, no pudo adelantar cuáles serían los próximos pasos a seguir para la puesta en valor del castillo, señalando que sería "precipitado" hablar de nuevas actuaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios