Los promotores aseguran que los pisos han bajado un 15% en los últimos meses

  • El sector han tenido que ajustar los precios un par de veces en el ultimo año ante el parón de las ventas pero advierte que no va a haber "gangas generalizadas"

Comentarios 16

Los promotores y constructores españoles ya han entonado el 'mea culpa' respecto a la crisis inmobiliaria que atraviesa el país asegurando que se excedieron en la producción en los pasados años. Por ello reconocen que han tenido que bajar los precios dos veces en los últimos meses lo que provocado que el coste de los pisos se vea reducido en un 15% en menos de doce meses. A pesar de este ajuste los promotores advierten que "no se van a regalar los pisos" y por supuesto que no va a haber "gangas generalizadas".

El sector inmobiliario español ya había previsto la llegada de una ajuste en el sector pero la irrupción de la crisis de liquidez en los mercados desde el verano pasado ha supuesto una distorsión absoluta que ha derivado en una caída en picado de la venta de viviendas en nuestro país.

Así, el secretario general de la Asociación de Constructores y Promotores de España (APCE), Manuel Martí, reconoce que los precios de las viviendas han bajado en los últimos meses "no menos del 15%", y que "puede haber bajadas puntuales más fuertes". Según precisó en declaraciones a Onda Cero "los promotores ajustaron los precios de la vivienda nueva en septiembre y lo han vuelto a hacer en enero".

A la vista de esta evolución de los precios, el secretario general de APCE aseguró que "la cosa se ha atemperado muchísimo", por lo que "ya hay buenas oportunidades" para los compradores. Sin embargo, Martí explicó que a pesar de este ajuste "se ha extendido la idea de que a la gente pronto le van a regalar los pisos o de que va a haber gangas generalizadas", lo que está provocando un parón en la venta de viviendas.


No se compra ni se vende

En este punto, el secretario general de los promotores quiso dejar claro que en materia de precios "eso no va a ser así", y que "hasta que la población se dé cuenta es probable que el mercado sufra". "Las consecuencias de este parón son palpables. Si el pasado año se finalizaron 641.000 viviendas, este año no se llegarán a iniciar ni 300.000", según Martí, que explicó que en este contexto de desaceleración económica y parón en las ventas muchas empresas "se quedarán por el camino" y sólo permanecerán las más fuertes y profesionalizadas del sector, "algunas de las cuales es posible que también sufran".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios