La huelga ferroviaria belga genera pérdidas de 40 millones de euros

  • Según los cálculos del ministro de Empresas, Vincent Van Quickenborne, la paralización de los servicios perjudicará al medio ambiente.

La huelga ferroviaria de 24 horas que tiene lugar hoy en Bélgica puede costar hasta 40 millones de euros y perjudicará el medioambiente, según los cálculos del ministro de Empresas, Vincent Van Quickenborne.

El tráfico de trenes en Bélgica está paralizado por una huelga de los empleados de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Belgas (SNCB) que durará hasta las 20:00 GMT de esta noche y en la que no hay ni siquiera servicios mínimos.

La acción afecta a unos 300.000 pasajeros y Van Quickenborne calculó que si cuatro de cada diez usuarios del ferrocarril decide desplazarse en coche supondría un aumento de 192.000 vehículos en las carreteras.

En ese caso, 1,13 millones de empleados belgas pasarían una hora y media en atascos y, teniendo en cuenta un sueldo por hora medio de 23,5 euros, la pérdida económica sería de hasta 40 millones de euros.

"Esta huelga es económicamente y ecológicamente perjudicial", declaró Van Quickenborne, que teme además la emisión de 10.000 toneladas extra de CO2.

Pero las consecuencias del la huelga podrían ser menos dramáticas teniendo en cuenta a los primeros resultados del organismo belga de asistencia en carretera, Touring Club, que ha indicado a la agencia Belga que la hora punta matinal comenzó un poco antes que normal, pero que después se resolvió bien.

En el momento peor, alrededor de las 6:30 GMT, los atascos en las carreteras del país totalizaban 190 kilómetros, "lo que no es extraordinario en comparación con otros días", según las informaciones de Touring Club.

El organismo de asistencia ha afirmado que no hubo los atascos exagerados que se habían previsto debido al buen tiempo y por el hecho de que la gente estaba muy bien informada.

El motivo del paro se debe a que las negociaciones entre la dirección de la SNCB y los sindicatos durante las pasadas semanas no han permitido consensuar un acuerdo para el período 2008-2012, que se aplicaría a unos 38.000 empleados.

El sindicato público socialista ACOD ha amenazado con llevar a cabo más acciones, que podrían incluir huelgas locales en las próximas semanas, en el caso de que la dirección no presente una propuesta seria mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios