El gasóleo y los servicios extras salvan las cuentas de las gasolineras andaluzas

  • El sector logró que sus ventas remontaran durante el pasado ejercicio, aunque éstas sólo avanzaron un 4%, al sumar 5.247 millones · La patronal habla de estancamiento y alerta sobre la pérdida de rentabilidad

El año pasado fue mejor para las estaciones de servicios andaluzas que el anterior. De hecho, el sector logró que la evolución de sus ventas retomara la senda alcista, frente a la leve caída registrada en 2006. De acuerdo con los datos de Agavecar (la patronal en la región), las más de 1.700 gasolineras que operan en la comunidad autónoma cerraron el ejercicio 2007 con una facturación de 5.247 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 4%. Prácticamente el 94% de esa cantidad procedió de la comercialización de carburantes, pero fue el negocio non oil (los servicios extras) el que más tiró del avance de la actividad del sector, con un repunte del 5,25%, frente al 3,84% de los combustibles. Es más, la subida de las ventas en este último capítulo se vio lastrada por las gasolinas, cuyo consumo retrocedió más de un 3%. El ascenso de los hidrocarburos, por tanto, se sustentó en el gasóleo que, impulsado por la creciente dieselización del parque móvil, aumentó su facturación un 5,51% -ver tabla adjunta-.

Pese al incremento global del negocio, el presidente de Agavecar, Álvaro Fontes, prefiere hablar de estancamiento. "El crecimiento real por estación de servicio en carburantes fue del 1,74% y, si a eso le sumas que la inflación acabó el año pasado en tasas del 4,2%, ¿avanzamos o retrocedemos?", señala al respecto. Entre los principales motivos de ese estancamiento destaca la importante cantidad de estaciones de servicio que actúan en la región -el pastel se queda corto para tantos invitados- y la propia madurez del mercado, "a la espera, ahora, de ver cómo se desarrollan las llamadas energías alternativas".

Fontes incide, además, en que la escalada de la cotización del crudo no se traduce en beneficios adicionales para el sector, pues el margen de venta está limitado a una comisión de 0,06 euros por litro de combustible comercializado.

En cuanto a la parte non oil, el presidente de Agavecar asegura que representa el futuro de las gasolineras, si bien matiza que su ritmo de crecimiento es todavía "pequeño", ya que "nos estamos recuperando de las pérdidas ocasionadas por la prohibición de vender tabaco y alcohol en nuestras instalaciones", siguiendo unos "criterios que no entendemos y que nos discriminan". Esto explica que el esfuerzo en la diversificación de los servicios extras se haya acentuado de un tiempo a esta parte, con la incorporación de tiendas de alimentación, venta de butano, restauración, lavanderías, franquicias de paquetería urgente, mecánica rápida... Y es que, a juicio de Álvaro Fontes, en ese área están las claves para garantizar la "supervivencia" del sector y afrontar el alza de los costes.

Como se ha apuntado, uno de los escollos para el crecimiento de la actividad de las gasolineras es que hay demasiadas. "La red está saturada, y la apertura de otros canales de distribución, como es el caso de las cooperativas (cuestionadas en Europa por generar competencia desleal, porque no venderían sólo a los cooperativistas), genera incertidumbres en cuanto a la rentabilidad del negocio", apunta el presidente de Agavecar. La parte positiva de esa saturación es que disponemos de una de las mejores redes de distribución" del continente, con una media de 6,1 posiciones de suministro en cada estación.

Este panorama podría verse aliviado por una ralentización en la inauguración de gasolineras, pues, si bien hasta ahora las nuevas instalaciones habían rondado las 30 anuales, el promedio bajó a 20 durante 2007. Fontes atribuye esa pérdida de fuelle al estrechamiento de los márgenes de negocio, las inversiones "millonarias" que se requieren para su puesta en marcha y la carestía de los terrenos en los que suelen asentarse. En la actualidad, Sevilla (371), Granada (239) y Málaga (236) son las provincias andaluzas que concentran un mayor número de estaciones de servicios, seguidas de Cádiz (208), Jaén (202), Córdoba (189), Almería (161) y Huelva (126).

El responsable de Agavecar reconoce que el fuerte encarecimiento de la cesta de la compra y de la hipoteca ha llevado a numerosos particulares a contenerse en el uso diario del coche para reducir gastos. No obstante, resalta que, a modo de compensación, mucha gente ha renunciado a las vacaciones en el extranjero (para lo que se utilizan otros transportes) y está volviendo al turismo nacional en coche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios