La confianza económica se mantiene estable en la eurozona

  • En la Unión Europea, la confianza de empresas y consumidores cae un 1,3%, pero en los países de la zona euro no baja respecto al mes pasado

La confianza económica de empresas y consumidores de la Unión Europea volvió a caer en el mes de mayo un 1,3 por ciento, hasta los 96,7 puntos, mientras que se mantuvo estable en los 97,1 puntos en la eurozona, según datos publicados hoy por la Comisión Europea. El Indicador de Sentimiento Económico (ISE) ya había registrado una importante caída en ambas zonas el mes pasado: 3,8 puntos menos en los Veintisiete y otros 2,5 puntos negativos en los países del euro en abril.

Entre las grandes economías, España fue en mayo el cuarto país donde más bajó la confianza de los agentes (-0,9 puntos), tras Reino Unido (-5,2), Francia (-3,3) y Polonia (-1,7). En el caso francés, el indicador ha caído este mes por debajo de su media histórica por primera vez desde mayo de 2005.

Al otro lado, hubo un importante crecimiento en Italia (+3,0 puntos), aunque no lo suficiente para llegar a su media histórica, mientras que en Alemania el sentimiento económico permaneció casi estable (+0,2). Con estos datos, Alemania y Polonia son los únicos grandes estados de la UE donde la confianza de los agentes se mantiene por encima de su propia media.

Según Bruselas, la caída del Índice de Sentimiento Económico en la UE se debe a la menor confianza en el sector de "manufactura" y de "construcción", y en el de "consumidores". Mientras, subió en el "comercio minorista", y permaneció estable en "servicios". En la zona euro, la distinción entre sectores fue algo distinta, con una confianza que permaneció estable en "manufactura", bajó en "consumidores" y mejoró en "servicios", "comercio minorista" y "construcción".

Por otro lado, la Comisión Europea ha difundido también hoy el Indicador de Clima Empresarial (ICE) de la eurozona, que tras la caída de abril se ha recuperado ligeramente en mayo, al pasar de 0,43 a 0,54. No obstante, a juicio del Ejecutivo comunitario, la tendencia a la baja de este indicador y la desaceleración de la producción industrial registrada en marzo apuntan a un debilitamiento de la actividad industrial en el segundo cuarto de 2008.

La subida del ICE en el mes de mayo se debe sobre todo a una mejor percepción de los empresarios de las tendencias de producción de los últimos meses. Por otro lado, su visión fue ligeramente más pesimista sobre los pedidos para exportación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios