Trabajo facilitará el retorno de extranjeros a su país de origen ante el aumento del paro

  • El Gobierno advierte a sindicatos y empresarios que es él quien dirige el diálogo social

Comentarios 1

Ante la crisis del empleo el Gobierno tiene una solución: facilitar el retorno de los extranjeros a sus lugares de origen "si así lo desean". Una iniciativa que irá acompañada con la búsqueda de nuevos puestos de trabajo en "sectores emergentes".

Para el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, la inmigración es "un fenómeno que hay que controlar y gobernar porque de lo contrario acabaría afectando negativamente" a los españoles y a los propios inmigrantes, según explicó en declaraciones a una cadena de radio.

El ministro aseguró ayer que España no mirará hacia otro lado ante la inmigración irregular e ilegal. En este aspecto precisó que a nuestro país pueden llegar todos los inmigrantes que hagan falta "pero todos con contrato de trabajo".

Corbacho hizo estas declaraciones antes de reunirse oficialmente por primera vez en esta legislatura con los sindicatos y los empresarios para inaugurar el diálogo social. Tras las propuestas lanzadas desde la patronal CEOE para superar la actual crisis financiera e inmobiliaria, el ministerio advirtió que será el Gobierno quien se encargue de marcar "la agenda, el calendario, el ritmo y el contenido" del diálogo social.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, señaló además que los propios agentes están de acuerdo en que sea el Gobierno el que marque las pautas de la que será "una de las principales prioridades del Ejecutivo en la presente legislatura". La reunión no ofreció ningún resultado concreto y Rojo la definió como una primera toma de contacto.

El encuentro, que se prolongó por algo más de una hora, no contó con la asistencia de los "primeras espadas" de las organizaciones sindicales y empresariales, pero todos los asistentes, según Rojo, expresaron su "voluntad máxima de llegar a acuerdos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios