Trabajo ya asume una tasa de desempleo del 11% y la bolsa cae hasta mínimos anuales

  • La coyuntura económica volvió ayer a teñirse de negro con un rosario de estadísticas negativas

La economía española registró ayer una avalancha de datos negativos y negras previsiones. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, fue el primero en abrir la veda al anunciar que el paro se situará el próximo año más cerca del 11% que del 10% previsto inicialmente y que las afiliaciones a la Seguridad Social avanzarán de forma moderada en los próximos meses. La previsión supone acercar la tasa a los primeros meses del Gobierno de Zapatero en 2004.Horas después, el Ministerio de Vivienda informaba de que las ventas alcanzaron las 157.539 unidades en el primer trimestre del año, lo que supone una disminución del 31,8% respecto al mismo periodo de 2007. La guinda negativa la puso la Bolsa: el Íbex perdió un 1,59% y ya acumula un retroceso anual del 20%. Y al fin, una buena noticia: la Seguridad Social que cerró los cinco primeros meses del año con un superávit de 14.685,86 millones, un 9,05% más.

Sin embargo, el superávit del Estado se redujo en mayo hasta sólo 2.722 millones de euros, el 80% menos que en el mismo mes del año anterior, como consecuencia de la desaceleración económica, que principalmente afecta al sector inmobiliario, y al aumento de los costes empresariales por el alto precio del crudo. El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, destacó durante su comparecencia en el Congreso que este superávit equivale al 0,24% del PIB, y es resultado de unos ingresos de 60.351 millones de euros, el 8,9% menos que entre enero y mayo de 2007, y unos pagos por valor de 57.629 millones, el 9,5%. La recaudación del Impuesto de sociedades cayó 19,75%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios