Spanair presenta en el Ministerio de Trabajo el ERE que despedirá a 1.100 trabajadores

  • Está contemplado en el Plan de Viabilidad de la aerolínea y será negociado en una mesa con sindicatos y empleados.

La dirección de Spanair presentó esta mañana en la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo e Inmigración un Expediente de Regulación de Empleo que supone el despido de unos 1.100 trabajadores, de los cuales más de la mitad son empleados de la base que la compañía tiene en Palma de Mallorca. Esta medida forma parte del Plan de Viabilidad con el que Spanair pretende "garantizar la continuidad de la compañía" y el mantenimiento de los cerca de 3.000 puestos de trabajo restantes. Aunque la compañía se reunió con los comités de empresa para darles traslado oficialmente del ERE, el presidente del Comité de Empresa de CC.OO., Jordi Mauri, aseguró que la prioridad es constituir la Mesa de Negociación para poder empezar a analizar el Plan. 

Spanair abrirá a partir de hoy un plazo de 30 días para que la empresa y los sindicatos lleguen a un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo presentado hoy por la aerolínea en la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Se constituirá "de manera urgente" una mesa de Negociación para gestionar el despido de más de 1.100 trabajadores de la compañía, de los cuales más de 600 son empleados de la base que Spanair tiene en Palma, lo que supone un 50 por ciento del total. 

El presidente del Comité de Empresa de CCOO, Jordi Mauri, aseguró que la prioridad es constituir la Mesa de Negociación para poder empezar a analizar el Plan. En ella se estudiará cómo quedan modificados los convenios colectivos de tres categorías profesionales -pilotos, tripulantes de cabina y técnicos de mantenimiento- en los cuales se especifica que en caso de despido éste se realizará en orden inversamente proporcional a la antigüedad en la empresa. 

El Plan de Viabilidad es la respuesta de la empresa a la crisis que afecta al conjunto del sector aéreo como consecuencia del continuo incremento del precio del carburante, la disminución de la demanda debido a la situación económica actual y el exceso de oferta, con el que Spanair pretende "garantizar la continuidad de la compañía" y el mantenimiento de los cerca de 3.000 puestos de trabajo restantes.

Entre las medidas previstas en el Plan se contempla, aparte del Expediente de Regulación de Empleo, la reducción de capacidad mediante la retirada de 15 aviones entre el 15 de septiembre y el 1 de noviembre, que supone una disminución del 24 por ciento de la operativa de Spanair, así como la eliminación de 9 conexiones aéreas y la reducción de las frecuencias más deficitarias de otras rutas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios